Relevo al mano de la Comandancia de la Guardia Civil

Una jura por el constitucionalismo

  • El coronel Jesús Núñez toma el mando de la Comandancia de la Guardia Civil

Momento en el que Jesús Núñez jura el cargo en el patio de la Comandancia. Momento en el que Jesús Núñez jura el cargo en el patio de la Comandancia.

Momento en el que Jesús Núñez jura el cargo en el patio de la Comandancia. / Joaquín Hernández 'Kiki'

El coronel de la Guardia Civil e historiador Jesús Núñez ha tomado oficialmente posesión del mando de la Comandancia de Cádiz, 1.500 agentes repartidos en 34 puestos, en un acto cargado de liturgia y con el protocolo y solemnidad propios de un relevo de estas características.

La misma jura ya tenía su simbolismo. Núñez pertenece a la XLI Promoción de la Academia General Militar, que fue la primera que, en 1981, incorporó a su fórmula para jurar la bandera de España, la defensa del ordenamiento constitucional “hasta la última gota de su sangre”. Núñez juró ayer sobre un ejemplar de la Constitución de 1978, que correspondía a una edición oficial que fue propiedad de uno de los padres de la misma, Gabriel Cisneros, que sobrevivió a un atentado de ETA. Además, el crucifijo que lo acompañaba era una de las piezas de mayor valor histórico,que se conserva en la parroquia castrense del Santo Ángel en Cádiz, al haber sido empleado en su juramento por algunos de los diputados de la Constitución de 1812. Toda una declaración de principios.

Núñez, cuyo anterior destino era la comandancia de Algeciras, estuvo arropado por su antecesor en el cargo, el ahora general jefe de la IV zona Alfonso Rodríguez Castillo, que le hizo entrega del mando, y el subdelegado de Gobierno, José Pacheco. Pero también estuvieron el obispo Rafael Zornoza; la delegada de la Junta en la provincia, Ana Mestre; la presidenta de la Autoridad Portuaria, Teófila Martínez; el presidente de la Audiencia provincial, Manuel Estrella; el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce;los diputados Agustín Rosety, María José García Pelayo y José Ortiz; o el senador Alfonso Moscoso, entre otros.

En su discurso, Núñez,consciente de que tanto su anterior destino en Algeciras como éste en Cádiz son complejos y que se enfrenta a su tarea “más difícil”, mostró su compromiso decidido a “luchar sin descanso contra el narcotráfico, contra la delincuencia, contra el terrorismo, contra el contrabando, contra el fraude y contra las mafias que se benefician de la inmigración irregular y por lograr una eficaz y eficiente coordinación de todos los cuerpos sin personalismos ni corporativismos rancios”.

Pero también reconoció la responsabilidad de “mandar una Comandancia como la de Cádiz, donde los cinco Jefes anteriores que me han precedido han dejado un listón tan alto y han sido acreedores al empleo superior, por lo que conlleva un elevado, firme y decidido compromiso de entrega, de lealtad, de amor al servicio y de acendrado sacrificio”. Núñez ya estuvo durante cinco meses, de manera interina, al mando de esta comandancia.

La hoja de servicios de Núñez, según el general Rodríguez Castillo, avala la competencia de este histórico del Cuerpo. Enumeró el general algunos de los destinos en los que Núñez ha servido. Estuvo en los duros años 80 en la Comandancia de la Guardia Civil en Guipúzcoa y de ahí pasó a la 209ª Comandancia Móvil de Sevilla, establecida en El Puerto. Después pasó por Melilla, en la Jefatura del Servicio Fiscal en Madrid y fue Capitán Jefe del Grupo Central de Investigación Fiscal y en el Subsector de Tráfico de Santa Cruz de Tenerife. Regresó a Cádiz como Capitán Jefe del Subsector de Tráfico. En misiones internacionales ha estado en puntos calientes como Bosnia, Iraq, Guatemala y el Líbano. Por eso Rodríguez Castillo le dijo que “sabes lo que te voy a exigir y sé lo que puedo esperar de ti”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios