José María Román, alcalde de Chiclana "Agradezco haber podido explicarme ante la jueza"

  • El primer edil chiclanero ha comparecido este jueves en los juzgados por el caso del supuesto fraude cometido con ayudas públicas de un plan de empleo local

José María Román en su despacho del Consistorio chiclanero.

José María Román en su despacho del Consistorio chiclanero. / Sonia Ramos

José María Román, alcalde de Chiclana y vicepresidente de la Diputación de Cádiz, ha comparecido este jueves en los Juzgados de Primera Instancia en Instrucción de Chiclana a raíz de la investigación abierta para esclarecer el supuesto fraude cometido con ayudas públicas procedentes del Plan Local de Empleo Social (PLES), una iniciativa impulsada por el gobierno local socialista hace una década.

Tras prestar declaración durante una hora aproximadamente, el regidor de Chiclana ha mostrado su satisfacción. "He cumplido con mi deber de comparecer y agradezco haber podido explicarme ante su señoría. He ido a contar la verdad y he contestado a todas las preguntas formuladas por la magistrada, el fiscal y todos los abogados que toman parte en esta causa", ha explicado el primer edil socialista a este medio. 

Sobre las subvenciones objeto de este caso, Román ha manifestado que "el Plan Local de Empleo Social fue un proyecto que se puso en marcha en un momento en el que vivíamos una crisis galopante, razón por la que había una necesidad imperiosa de crear empleo", ha señalado. 

"Tanto el personal administrativo como la parte política del Ayuntamiento de Chiclana actuaron con la mejor intención, con su mejor hacer y su mejor saber. Ningún miembro de la parte institucional actuó de mala fe, todo lo contrario", ha indicado el alcalde chiclanero. "Jamás hubiésemos pensado que el PLES acabaría en los juzgados".

Una entidad beneficiaria del PLES fue la Asociación de Minusválidos Físicos y Sensoriales Virgen del Carmen de la localidad, cuyo ex directivos, Francisco Orrequia y Antonio Gautier, están imputados por defraudar más de 236.000 euros a la Seguridad Social. Según informó la Policía en su día, los responsables de la asociación descontaron de las nóminas de las personas que contrataron a través del PLES las cuotas de la Seguridad Social durante 2011, pero no las ingresaron en la Tesorería General, lo que supuso un fraude por importe de 236.375,37 euros. Tal y como afirmó la Policía, cuando el Ayuntamiento requirió a los directivos de la asociación la documentación acreditativa de estar al corriente de pago para acceder a las subvenciones acordadas, estos presentaron documentos falsificados o alterados para simular el pago de las cuotas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios