Provincia de Cádiz

La mitad de los grandes camiones de Jerez y la Bahía ya usan la AP-4

  • Transportistas creen escasa la rebaja de precio y dicen que las empresas deberán hacer cuentas aún

La mitad de los grandes camiones de la provincia que realizan rutas de medio y largo recorrido están utilizando la autopista desde que el pasado martes 7 de julio entró en vigor un decreto del Gobierno de la nación que rebajaba en un 50% las tarifas de estas vías rápidas a estos vehículos. El objetivo, como es conocido, no es otro que intentar despejar de tráfico pesado la nacional IV y desviarlo por una vía más segura y de doble sentido como la autopista de peaje Cádiz-Sevilla.

Según apuntó a este medio el secretario general de la Asociación Provincial del Transporte, Antonio Gutiérrez, en la actualidad hay unos 300 camiones de estas características con sede en empresas de la Campiña de Jerez y la Bahía de Cádiz. La zona del Campo de Gibraltar "queda aparte pues no suele demandar esta vía especialmente", apuntó Gutiérrez.

La posibilidad de que ese uso se mantenga en el tiempo es puesto, si no en duda, sí al menos en reserva por el secretario general de los transportistas provinciales que señala que "en estos momentos hay muchos profesionales que están haciendo uso de esta posibilidad, aunque desde el seno de la organización seguimos siendo reticentes por diferentes cuestiones". A este respecto apunta, en primer lugar, que "hay autopistas que suponen un serio ahorro de kilómetros y, por tanto de combustible, cual no es el caso de la autopista Cádiz-Sevilla pues las distancias a través de la N-IV y la AP-4 son prácticamente las mismas". De otro lado apunta que la rebaja de precio sigue sin ser especialmente destacable. Así, recuerda que con el 50% de bonificación los grandes camiones de transporte vienen a abonar, dependiendo de su número de ejes, 6,40 euros por trayecto o 7,10 euros. Desde el sector se incide en un hecho que se ha convertido en norma desde que estallara la crisis económica. En los tiempos de bonanza cualquier tipo de cargo añadido era pagado por el cliente, es decir, por el cargador, "pero en la actualidad este añadido debe ser abonado por el transportista o la propia compañía de transportes, lo que evidentemente viene a rebajar su margen de beneficio". "Y lo peor de todo -añade Antonio Gutiérrez- es que los márgenes que manejamos ya son de por sí mínimos, ajustadísimos". En no pocas ocasiones desde la Asociación Provincial del Transporte se ha destacado que incluso se ha llegado a trabajar a beneficio casi nulo.

¿Estarán mucho tiempo los transportistas haciendo uso de la autopista de peaje? Antonio Gutiérrez es prudente. Piensa pedir datos a Abertis, la gestora de la autopista, y llegar a la conclusión de si se trata de una medida que las empresas pueden soportar o se trata tan sólo de una especie de moda. "Todo va a depender mucho -dijo a este medio- de si los transportistas le cogen gusto a esta nueva posibilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios