Provincia de Cádiz

El fiscal pide 7 años para un acusado de introducir inmigrantes desde Marruecos en una barca de madera

La Audiencia Provincial de Cádiz celebra hoy el juicio a un acusado de introducir clandestinamente inmigrantes desde Marruecos hasta las costas gaditanas. El fiscal solicita para el procesado la pena de siete años de cárcel por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. En este caso, el encausado llega a la vista oral procedente de prisión, donde permanece desde el pasado 3 de noviembre de 2017, un día después de que fuese interceptado pilotando una embarcación con 10 inmigrantes a bordo.

Según apunta la Fiscalía en sus conclusiones provisionales, el acusado, mayor de edad y sin antecedentes penales, sobre las 20:35 horas del día 2 de noviembre de 2017, "con ánimo de obtener un beneficio patrimonial", gobernaba una embarcación de madera fuera borda con motor marca Yamaha de 25 CV "no apta para realizar travesías, con el consiguiente peligro para la vida de los de a bordo".

En la barcaza, procedente de la costa marroquí, viajaban 10 personas -inmigrantes irregulares- para entrar ilegalmente en el país. Ocho de ellos eran adultos y los otros dos, menores. Todos trataban de llegar a la playa de Sancti Petri de Chiclana, lo que consiguieron finalmente.

Según sostiene el fiscal en su escrito de calificación, los ocupantes de la barca tomaron tierra a la altura del Hotel Riu de dicha localidad y emprendieron una rápida huida a pie al percatarse de la presencia policial, al tiempo que el acusado pretendía poner proa mar adentro con el fin de alejarse de la costa. En ese momento, dice la acusación pública, fue interceptado por los agentes de la Guardia Civil.

Una vez arrestado el procesado, se le intervino un GPS, Garmín, modelo GPS-73, un teléfono Nokia modelo RM 1190 y una tarjeta micro SD de 2Gb.

El tribunal de la Sección Tercera será el encargado de juzgar este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios