Provincia de Cádiz

El fiscal pide 14 años para el acusado de apuñalar al sanluqueño Manu

  • La acusación particular considera que hubo asesinato y reclama 25 años de cárcel para dos de los procesados · Una joven también está acusada de encubrimiento

El fiscal solicita 14 años de prisión por un delito de homicidio para J.M.C.D., de 21 años de edad, por apuñalar al joven sanluqueño Manuel Jesús Romero Peralta, Manu, en agosto de 2007 en un pinar de Chipiona. La acusación particular sostiene en cambio que el crimen fue un asesinato y que lo cometieron dos personas: J.M. y J.B.J., de 24 años. Pide para cada uno de ellos 25 años de prisión. El caso se encuentra aún en el Juzgado de Instrucción, en Sanlúcar, pero tras una comparecencia prevista para este mes probablemente pase ya a la Audiencia Provincial de Cádiz para ser juzgado allí por un jurado.

Hay una tercera persona procesada, la joven I.M.R., de 20 años de edad, acusada de un delito de encubrimiento. El fiscal pide para ella un año de prisión. La acusación particular, tres años. A J.B., el fiscal lo acusa de una falta de lesiones y solicita para él una pena de doce días de localización permanente.

Manu recibió un navajazo en el corazón que le causó la muerte inmediata. Sobre los pormenores de la agresión hay distintas versiones pero todas coinciden en que fue precedida de una discusión a cuenta de un comentario sobre una camiseta que llevaba puesta la víctima. Una camiseta con unas flores.

El fiscal considera que hubo dos actos aislados. Sostiene que hubo una bronca, que J.B. le dio una patada a Manu y que después, J.M. tiró de navaja y apuñaló al fallecido. La acusación particular, ejercida por la madre de Manu y sus hermanos, a quienes representa el abogado José Antonio Rodríguez Parejo, mantiene que la patada y el apuñalamiento fueron una unidad de actos. Que ambos acusados acometieron a Manu: que la patada dejó a la víctima indefensa y facilitó así la puñalada que vino a continuación.

El joven acusado del apuñalamiento se encuentra en prisión preventiva desde pocos días después del crimen. Ante el juez, J.M. ha declarado que tuvo una bronca con Manu y que se pelearon pero que no recuerda gran cosa de lo que sucedió ese día porque estaba muy bebido. El procesado ha negado en todo momento que él fuese el autor de las puñaladas que recibió la víctima, según han comentado fuentes relacionadas con el caso.

El otro acusado, a quien el juez ha dejado en libertad, ha declarado en el Juzgado que lo único que hizo fue acudir en defensa de su amigo J.M.; ambos procesados son vecinos de la localidad sevillana de Dos Hermanas.

El fiscal y la acusación particular coinciden en que el acusado del apuñalamiento huyó del lugar tras el crimen en un coche conducido por la tercera procesada, I.M., pero discrepan respecto a la pena por encubrimiento que reclaman en sus escritos de calificación provisionales.

El juez instructor del caso ha señalado para el próximo día 19 una comparecencia del fiscal, la acusación particular y las defensas que, en principio, si no surge alguna petición de pruebas u otra incidencia, será prevía al envío del procedimiento a la Audiencia Provincial de Cádiz. Una vez allí, el asunto será asignado a una Sección y a un magistrado, que será el encargado de presidir el tribunal del jurado ante el que se sentarán los tres acusados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios