Provincia de Cádiz

La empresa BWI dice ahora que aún no ha descartado la opción de instalarse en Delphi

  • Los ex trabajadores trasladan su malestar a representantes de la Junta

La posible instalación de la empresa de capital chino BWI en suelos de la antigua Delphi sigue viviendo nuevos capítulos. Ayer, los representantes de los cuatro sindicatos presentes en el conflicto (CCOO, UGT, CGT y USO) explicaban que el pasado martes habían tenido contactos con representantes de esa empresa. En esas conversaciones, les indicaron que "no han cerrado aún la posibilidad de instalarse y que en breve se produciría otra reunión". En ella, según los sindicatos, intervendrá a través de una videoconferencia un alto representante de BWI en Estados Unidos.

Estos extremos fueron confirmados ayer por los máximos representantes del PSOE y la Junta en la provincia de Cádiz. Los portavoces sindicales se reunieron con la secretaria general socialista, Irene García; y con el delegado del Gobierno andaluz, Fernando López Gil. Ambos les confirmaron a los sindicatos "que siguen trabajando para llevar este asunto a buen fin, y que para ello mantendrán la reunión a través de videoconferencia". Además, según los sindicatos, tanto Gil como García expresaron su malestar por el hecho de que IU anunciase públicamente su intención de exigir a la Junta la compra de los terrenos "porque es algo que habíamos consensuado".

También, los representantes sindicales indicaron que "nos sentimos sin el apoyo del PSOE en Cádiz", y denunciaron "la actitud prepotente y la falta de dialogo del viceconsejero de Economía, Innovación y Empleo, Luis Nieto, mostrada en la última comisión de seguimiento, proponiéndole que asistiera a la próxima reunión del día 15 el consejero, Antonio Ávila".

Por último, el colectivo explicó que "somos los primeros en entender la situación actual que estamos padeciendo y, no sólo lo entiende, sino que lo está sufriendo en sus propias carnes, después de más de 25 años de cotización, la mayoría de ellos por encima de la base reguladora; ahora, al paro y 700 euros". Por ello, indicaron que "nos sentimos con las fuerzas suficientes para pelear por lo que tenemos firmado por la responsabilidad del colectivo ante nuestro primer objetivo, el empleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios