Tráfico

La DGT suspende la campaña de control de las condiciones de los vehículos que comenzaba este lunes

  • A causa del "episodio climátologico" que está sufriendo el país

Controles de tráfico en una carretera española. Controles de tráfico en una carretera española.

Controles de tráfico en una carretera española. / Fernando Villar (EFE)

Poco ha durado el susto para los conductores. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha suspendido la campaña especial de control de las condiciones técnicas de los vehículos que tenía previsto poner en marcha este lunes y hasta el próximo domingo. La causa, el "episodio climatológico" causado por la borrasca Filomena y la intensa ola de frío que ya causa estragos en la provincia. 

Tráfico no ha facilitado, por el momento, una nueva fecha para llevar a cabo una campaña con la que pretende insistir en la importancia de prestar atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo. El pasado año en Cádiz se llevó a cabo una campaña de similares características, en la que se controlaron un total de 3.133 vehículos y se formularon 138 denuncias. De ellas seis fueron por documentación, dos por neumáticos, dos por luces/señalización y 128 por otros motivos. 

También colaboraron los ayuntamientos de Algeciras, Barbate, Benalup, Conil, Chiclana, Chipiona, El Puerto, Jerez y Rota. Los agentes de sus Policías Locales controlaron un total de 2.150 vehículos y formularon 295 denuncias, en su mayor parte por documentación (179), 4 por placa de matrícula, 5 por alumbrado/señalización y 107 por otros motivos.

Para que estés prevenido de cara a próximas campañas de control de la DGT, estos son los principales factores a tener en cuenta: 

Antigüedad

La antigüedad del vehículo supone un factor de riesgo, al carecer éste de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente, además de los problemas derivados de su uso.

La antigüedad media del parque de turismos en España, que representa el 68% del parque total de automóviles, ha aumentado en 1,6 años en el periodo 2011-2019, situándose en 10,9 años de media. El riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad en relación con vehículos de menos de 5 años.

Un adecuado mantenimiento y puesta a punto de los principales elementos de seguridad del vehículo, es decir, neumáticos, frenos, alumbrado y señalización es imprescindible para combatir la siniestralidad.

Documentación del vehículo

Buena parte de los sancionados en la pasada campaña fue por documentación. La documentación del vehículo, que se deberá llevar obligatoriamente al margen del preceptivo permiso de conducir, es la siguiente:

Permiso de circulación del vehículo en el que figuran los datos técnicos del mismo y los datos de su propietario (o una autorización de la Jefatura de Tráfico en su ausencia).

Tarjeta de la ITV y pegatina correspondiente visible en la luna delantera.

Neumáticos

Los neumáticos constituyen el único y decisivo contacto con la carretera. Son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral, la dirección del recorrido del vehículo deseada por el usuario y la amortiguación de las imperfecciones del pavimento.

Su adecuado mantenimiento y correcta utilización resultan fundamentales para lograr una mayor seguridad vial. Aproximadamente un 5% de los vehículos, más de un millón, circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 mm, tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta o por circular con una presión errónea.

Los vehículos relacionados con un uso más profesional presentan mayores índices de defectos en los neumáticos, como es el caso de las furgonetas.

Es imprescindible comprobar regularmente la profundidad del dibujo. Conviene recordar que el neumático tiene un testigo que indica el mínimo legal de 1’6 mm. También es conveniente revisar el desgaste desigual del neumático, sobre todo en los neumáticos delanteros. La presión debe comprobarse regularmente todos los meses con el neumático en frío, sin olvidar la rueda de repuesto, así como revisar posibles fugas de aire por las válvulas. El tapón de la válvula constituye un elemento de estanqueidad, por lo que su uso es imprescindible.

Alumbrado y señalización

La finalidad de las luces de los vehículos no sólo es la de ver, sino también la de ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa.

Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad se aconseja prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas.

Hay que tener en cuenta algunos consejos básicos:

• Las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 km. o 2 años.

• Las lámparas se deben cambiar de dos en dos, debido a que su uso es simétrico en la mayoría de los casos.

• Es necesario mantener siempre limpias las ópticas: faros y pilotos.

Con inversiones modestas se pueden conseguir grandes resultados.

Placas de matrícula

Las placas de matrícula deben ser perfectamente legibles y no estar deterioradas. Llevar la matrícula ilegible es una infracción grave, pero no supone pérdida de puntos. Por otro lado, manipular la placa de matrícula puede conllevar una multa de 6.000 euros y la pérdida de 6 puntos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios