Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

Antonio Aragón Román | Presidente de Cosital Andalucía

"Estamos para dar garantía a la gestión municipal y no para frenarla"

  • El colectivo de los habilitados nacionales busca más visibilidad de cara a la opinión pública y apuesta por mejorar su relación con la clase política

  • "Los alcaldes de hoy son menos egocéntricos. La transparencia y los controles en la gestión han ayudado a ello"

  • Más noticias de la provincia de Cádiz

El conileño Antonio Aragón preside Cosital Andalucía desde hace cuatro años.

El conileño Antonio Aragón preside Cosital Andalucía desde hace cuatro años. / Lourdes de Vicente

Desde hace cuatro años el conileño Antonio Aragón Román es el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Territoriales de Secretarios, Interventores y Tesoreros (Cosital Andalucía), una responsabilidad que asumió tras ocho años al frente del colegio territorial de Cádiz. En esta entrevista el actual secretario general del Ayuntamiento de Tarifa explica la situación de este colectivo, los llamados habilitados nacionales.

–¿Qué objetivo persigue Cosital Andalucía con el foro que celebrarán esta semana en Cádiz?

–Hay muchas cuestiones a tratar, porque somos una profesión bastante solitaria. En los ayuntamientos de localidades de más de 5.000 habitantes, sí puede haber un secretario, un interventor y un tesorero, cuando no están vacantes los puestos. Pero en los ayuntamientos pequeños estamos solos ante el peligro. Nuestra profesión es muy desconocida y buscamos que la gente nos conozca y que haya una mejora de nuestras funciones y de nuestra eficiencia. A veces en un ayuntamiento el único técnico es el secretario-interventor, el habilitado.

–Siempre han advertido ustedes los problemas jurídicos a los que se enfrentan, la de procesos judiciales en las que se ven involucrados. ¿La situación sigue igual?

–Sí, tenemos que ir mucho a los juzgados a declarar a veces como testigos y a veces incluso como investigados. Precisamente en este foro abordaremos la cuestión administrativa o penal de la toma de decisiones con informes contrarios. A algunas cuestiones no se le da importancia, pero podemos terminar envueltos en casos que tienen muchos aristas, y eso que nuestros informes no tienen carácter vinculante. Hay compañeros que están en procesos legales complicados porque a lo mejor no advirtieron de una cosa o no lo sabían. Y a veces eso deriva en bajas médicas por problemas de salud.

–Entre los informes de los secretarios y los informes de reparo de los interventores me imagino que serán ustedes los malos de la película para muchos políticos.

–Bueno, muchos compañeros, y yo mismo, hemos sido vilipendiados e instrumentalizado tanto por los equipos de gobierno, porque se creen que sólo estamos ahí para poner pegas, como desde la oposición, porque piensan que estamos siempre alineados con los gobernantes. Los alcaldes, con buena intención, consideran que deben velar por sus vecinos, por sus empresas, pero esto no es una autarquía local. No somos unos interruptores que apagan o frenan la gestión municipal. Todo lo contrario, estamos para dar garantía a la gestión municipal.

–Mi impresión es que cada vez son menos los enfrentamientos entre los alcaldes y los secretarios e interventores. ¿Es así?

–Creo que los alcaldes de ahora son menos impulsivos o egocéntricos y más responsables. La transparencia y los controles en la administración han ayudado a ello. Estamos llamados al entendimiento y a estar en sintonía porque uno, el político, es el que toma decisiones en un municipio, y el habilitado nacional dice si se puede o no se puede hacer. Hay alcaldes que nos echan en cara que a nosotros no nos ha elegido nadie. Pero se equivocan, porque nos ha elegido un proceso selectivo después de muchos años de estudio y preparación. Y en un ayuntamiento el que toma las decisiones no es un profesional pero el que informa sí lo es.

–El intrusismo siempre ha sido uno de los caballos de batalla de Cosital...

–Y lo sigue siendo. El problema es que en España hay muchas vacantes, puestos que la gente no quiere ocupar. Ahora se han convocado 600 plazas de secretario-interventor y eso es bueno, pero seguirá habiendo vacantes. Y ahora, con la Ley de Estabilización del Personal, se pretende convertir en habilitado nacional a una persona que ha venido asumiendo esas funciones de manera provisional sin ser un habilitado y a veces sin ni siquiera ser funcionario. En esta provincia hay apenas tres casos de este tipo, pero nosotros lo rechazamos de plano porque si nuestras funciones las realizan otras personas, eso crea disfunciones. En los pueblos donde hay secretarios e interventores de manera regular, hay más cultura administrativa. Y para que un pueblo tenga buenos servicios públicos, la toma de decisiones tiene que ser segura y adoptada por profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios