Coronavirus Las patrullas de la Infantería de Marina en Cádiz: "La gente es consciente de que el peligro es real"

  • Unidades del TEAR, del Tercio Sur y otros efectivos de la Armada en Cádiz participan en la operación Balmis: "Estamos para aportar nuestro granito de arena a superar esta situación de emergencia"

La Armada acondiciona albergue en el Club Elcano de Cádiz. / Lourdes de Vicente

En localidades como San Fernando están acostumbrados a ver militares. La Infantería de Marina, con importante presencia en la ciudad, forma parte de las imágenes de su vida diaria. Sus desfiles, actos, despedidas y llegadas de operaciones en el exterior, o los adiestramientos en sus instalaciones son habituales.

Sin embargo, desde el martes la misión es real. La lucha contra el coronavirus ha supuesto la llegada de militares a las calles de muchas ciudades gaditanas con estampas más que llamativas. La Armada está colaborando en el equipamiento del Club Elcano en Cádiz para personas sin hogar, la Unidad militar de Emergencias ha desinfectado zonas como el puerto de Algeciras y las unidades de Infantería de Marina del Tercio de Armada, cuya operación principal real estaba ahora en Mali, patrullan por la Bahía, por la Janda y desde este viernes también en la Sierra.

"Estamos para aportar nuestras capacidades, ayudar en lo necesario y el tiempo que sea necesario. Es aportar nuestro granito de arena para superar esta situación de emergencia", apunta el capitán Fernando Herráiz, que contesta a las preguntas de Diario de Cádiz  en Chiclana, donde está con sus compañeros principalmente "reonociendo puntos estratégicos, por si llegado el momento tuviéramos que realiza otro tipo de actuaciones".

Infantes de marina de patrulla por la calle ancha de Cádiz. Infantes de marina de patrulla por la calle ancha de Cádiz.

Infantes de marina de patrulla por la calle ancha de Cádiz. / Jesús Marín

El trabajo, que a principios de semana iniciaron unos 120 infantes de marina del TEAR, ha incrementado sus efectivos tal como iban pasando los días, con la incorporación del militares del Tercio Sur y con personal del Mando de Acción Marítima de Cádiz apoyando el trabajo para el albergue que se prepara en Cádiz. Porque este viernes, efectivos de la Armada en la provincia se sumaron a la instalación de un albergue provisional destinado a la atención de las personas sin hogar de la ciudad, que está poniendo en marcha el Ayuntamiento.

"No sabemos la duración de la misión, que se puede prolongar en el tiempo, así que estamos movilizando diferentes unidades para ir rotando", explica el capitán. Eso no les ha costado demasiado, añade, "Estamos hablando de unidades militares que están acostumbradas a diferentes tipos de contingencias, con lo que eso nos ha hecho reaccionar bastante rápido y trabajar de una manera eficaz".

Equipos de 8 a 12 infantes forman las patrullas que se están desplazando en vehículos ligeros, "no estamos utilizando los vehículos militares aparatosos de zonas de operaciones o maniobras", y en colaboración con la Guardia Civil, policías nacional y local y las autoridades municipales están ejerciendo una labor que, si bien ahora es sobre todo de reconocimiento, se puede ampliar a otro tipo tal y como vayan sucediéndose los acontecimientos.

Llevando alimentos al albergue de Cádiz. Llevando alimentos al albergue de Cádiz.

Llevando alimentos al albergue de Cádiz. / Lourdes de Vicente

"Yo creo que está yendo francamente bien", dice Herráiz. "Nuestra presencia transmite seguridad y tranquilidad. La verdad es que toda la experiencia que te puedo contar es positiva. Si la gente se acerca a nosotros es para darnos las gracias", afirma. "Los ciudadanos están bastante concienciados, siempre puede haber una nota discordante pero en general la gente es consciente de que el peligro es real y sigue las instrucciones, está bastante disciplinada por así decirlo", considera.

La operación Balmis, nombre elegido para el despliegue de estos militares, se puede considerar histórica. La Infantería de Marina no participaba en una misión en el país desde 2004, cuando vigilaron las vías del AVE tras los atentados de Madrid. También, apuntan, colaboraron cuando la catástrofe del Prestige en las playas de Galicia y Asturias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios