EL PUERTO

El consultorio se queda pequeño

  • Valdelagrana tiene un único punto de asistencia sanitaria para una población que se dispara en verano

El consultorio del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en Valdelagrana hace mucho tiempo que se quedó pequeño, pero esta situación se hace especialmente visible durante los meses de verano, cuando se juntan circunstancias como las vacaciones de los profesionales que lo atienden, la reducción de horarios y la mayor afluencia de usuarios, no en vano se trata de una de las principales zonas turísticas de la ciudad. Durante todo el verano, pero especialmente en este mes de agosto, es habitual ver a personas esperando su turno en el exterior del edificio, sobre todo los lunes, debido a la pequeñez de las instalaciones, que ocupan un único módulo a pie de calle con dos pequeñas consultas.

Durante el resto del año el consultorio atiende también a una población que en los últimos años ha ido en aumento, con un cupo de 1.500 usuarios para cada uno de los dos profesionales médicos que allí trabajan, acompañados de dos enfermeras y una administrativa.

De estos profesionales también dependen unos 150 ancianos, grandes dependientes, de la residencia de mayores ubicada en la urbanización. Normalmente el consultorio dispone de un turno de mañana y otro de tarde atendido por un médico y una enfermera, pero en verano el horario se reduce a las mañanas, hasta las tres de la tarde. No hay servicio de pediatra, por lo que los niños son atendidos en el centro de salud Federico Rubio, en el centro de la ciudad.

El problema se agudiza sobre todo en verano, cuando llegan las vacaciones de los profesionales y se contrata a un médico para atender a los desplazados durante tres horas al día. Se da la circunstancia, al coincidir en horario de mañana los dos médicos, de que por falta de espacio los dos médicos y la enfermera coinciden atendiendo a distintos pacientes en la misma consulta, con la consiguiente falta de intimidad que se produce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios