Provincia de Cádiz

Un grupo de comerciantes recela del proceso de creación del CCA

  • La asociación Puertocentro duda de que, ateniéndose a la legalidad vigente, la constitución del Centro Comercial Abierto sirva para obtener subvenciones

A pocos días de terminar el año, varias asociaciones de comerciantes y empresarios firmaban el acta fundacional de la asociación Centro Comercial Abierto-Casco Histórico (CCA). La creación de esta asociación es un paso esencial para crear, más tarde, una entidad de gestión del propio proyecto del CCA, en la que ya formaría parte el Ayuntamiento a través de su Concejalía de Comercio.

Sin embargo, uno de los colectivos de comerciantes implicados en el proyecto con mayor representatividad, Puertocentro, aún no sabe si participará o no en la asociación del CCA recién creada. Eso lo decidirán sus socios en la asamblea general que se celebra el miércoles de la próxima semana.

Puertocentro recela del proceso de constitución de la asociación, que se ha llevado a cabo con cierta premura, al dudar de que sirva para obtener las subvenciones a las que aspiran para mejorar el sector comercial del centro de la ciudad.

Esta asociación, como señaló el concejal de Comercio, Francisco Aguilar, a finales del mes pasado, será el "interlocutor válido" con las administraciones tanto para la planificación del trabajo como para la financiación y el acceso a las subvenciones públicas. Es decir, como apunta el presidente de Puertocentro, Miguel Álvarez, se trata de que los comerciantes -independientemente si están en otras asociaciones o no- tengan una "sola voz para pedir subvenciones".

Pero esto, según Álvarez, tiene "sus pros y sus contras". El problema, para el presidente de Puertocentro, está en que, ateniéndose a la legalidad, la asociación del CCA debería demostrar ahora que cuenta con al menos la mitad de la cantidad económica que se va a solicitar como subvención para 2009. Y, como indica Álvarez, la entidad recién creada no cuenta con tales recursos económicos. "No sé cómo se va a demostrar", apunta Álvarez, si bien entiende que, al estar implicados en el proyecto tanto la Dirección general de Comercio de la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento, quizás se puedan facilitar las cosas.

Otro requisito para solicitar las ayudas públicas en 2009 es el que la asociación estuviera constituida en 2008, por lo que se entiende que el acta fundacional se firmara a última hora, a finales de diciembre. Sin embargo, como apuntaba el concejal de Comercio en aquella fecha, ahora se debe convocar una asamblea para ratificar el acta fundacional y para elegir una junta directiva. Algo que, según el presidente de Puertocentro, ya se ha debido llevar a cabo, puesto que "ahora mismo hay una junta directiva provisional".

El Ayuntamiento, en cambio, no ha aclarado si se ha convocado dicha asamblea ni si se ha designado a un presidente, sea provisional o no. Y es que el presidente de Puertocentro desconoce "si es legal que un presidente de asociación de comerciantes puede ser, a su vez, presidente de otra entidad", en referencia al CCA.

Por todo esto, Puertocentro considera imprescindible que sean sus socios y no sólo la junta directiva, los que decidan si la entidad debe entrar a formar parte de la asociación del CCA. "Es algo trascendental para los socios", puntualiza Álvarez. Puertocentro acepta que la creación del CCA es positiva para el sector, pero, por ahora "le vemos muchas pegas que no están resueltas", entendiendo que, casi con toda seguridad, "las subvenciones vendrán denegadas".

Mientras tanto, las asociaciones que ya forman parte del CCA son Acocen (que según Álvarez, cuenta con un socio por cada cinco que tiene Puertocentro), Acodema (comerciantes de la plaza de abastos) y Horeca (hosteleros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios