Provincia de Cádiz

"El cierre de Puerto 1 es un error de consecuencias irreparables"

  • Los representantes de los trabajadores de la prisión de máxima seguridad manifiestan su frontal rechazo a los planes de Interior para la cárcel portuense

"Aberración penitenciaria producto de una visión torticera". Con estas duras palabras se han referido los representantes de los trabajadores de la cárcel de Puerto 1 a los planes del Ministerio de Interior de cerrar la cárcel de máxima seguridad portuense como tal, para pasar a convertirse en centro carcelario de régimen ordinario, ampliando sus 350 plazas actuales hasta 500. Todos los sindicatos con representación en la prisión (ACAIP, UGT, CSIF, CCOO y APFP) se han constituido en plataforma para luchar por la supervivencia de Puerto 1. Y tras iniciar una ronda de contactos con diversos representantes políticos, tanto del PSOE como del PP, han decidido ahora lanzar un comunicado conjunto a la opinión pública en el que advierten que el cierre "será un error de consecuencias irreparables".

Los representantes sindicales de la plantilla comienzan por explicar que "el ordenamiento penitenciario, que dimana directamente de la Constitución Española, cuya Ley General fue la primera que se aprobó, una vez en vigor la Constitución y por aclamación en el Parlamento Español, entre otros preceptos, establece la existencia de distintos grados de tratamiento y por tanto, distintos tipos de centros para albergar a los internos clasificados en los correspondientes grados o situaciones judiciales".

A renglón seguido, denuncian que, de un tiempo a esta parte, "la Secretaría General ha alterado los criterios para clasificar a los internos conflictivos en primer grado según su comportamiento y castiga sistemáticamente a los centros de régimen ordinario permitiendo que internos de especial conflictividad convivan con otros de comportamiento normal y reglamentario lo que enrarece la vida en esos centros y aumenta los incidentes entre los internos y éstos con los trabajadores".

Según los sindicatos, la Secretaría aduce que "con los nuevos centro 'tipo' de nueva construcción tiene plazas suficientes para albergar a los internos clasificados en primer grado. Y para ello, pretende utilizar los departamentos especiales de dichos centros para aplicar el tratamiento destinado a estos internos".

"Llama poderosamente la atención -agregan desde Puerto 1- que una administración tan aperturista y comprometida con la reinserción opte por un enclaustramiento de internos en unos departamentos carentes de cualquier opción tratamental y reinsertadora, donde la única opción de estos internos es salir dos horas al patio acompañado, en el mejor de los casos, por otro interno".

Todo ello, frente a la opción de Puerto 1, expone la plataforma sindical, "donde estos mismos internos participan en actividades lúdico-educativas, asisten a talleres ocupacionales, hacen vida en común la mayor parte del día, asisten a clases en grupo con presencia de profesores del centro. y reciben terapias de grupo con resultados espectaculares".

"Ante esta aberración penitenciaria, producto de una visión torticera y políticamente vengativa de lo que representa este centro, sus trabajadores quieren dejar patente su disconformidad, descontento e inquietud laboral por lo que consideran un error cuyas consecuencias serían irreparables", apostillan en último término.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios