Provincia de Cádiz

Las cámaras permitirán multar a quien no respete las zonas peatonales

  • El nuevo dispositivo estará listo dentro de pocos meses. Los únicos vehículos que podrán acceder a los lugares limitados serán los autorizados y los servicios públicos

La era de los pivotes y los bolardos está a punto de llegar a su fin. Tras muchos años de tropezones y choques accidentales y peligrosas trampas para los peatones, que se han tenido que acostumbrar a la fuerza a estos elementos del mobiliario urbano desde que hicieron su aparición en la ciudad con las famosas semipeatonalizaciones, las nuevas calles peatonales podrán verse libres de ellos gracias a las nuevas tecnologías.

Desde hace ya varias semanas están en marcha los trabajos de instalación del nuevo sistema de cámaras de control de accesos, que se financian dentro de las subvenciones para este año del Fondo Estatal para el Empleo y la Accesibilidad (FEIL). Los trabajos los está ejecutando la empresa Suralmaq por un importe ligeramente superior a los 100.000 euros y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses, por lo que se prevé que el nuevo sistema podrá estar en marcha en los primeros meses del año 2011.

Así, una vez que estén terminados los trabajos de instalación de la nueva red, el sistema de control de las zonas peatonales de la ciudad mediante cámaras de vigilancia se centrará en dos zonas diferenciadas de la ciudad, por un lado en la avenida de la Bajamar y por otra en el casco histórico, con el epicentro ubicado en la Plaza de España.

En líneas generales, el sistema recoge la matrícula de cada uno de los vehículos que acceden a las zonas restringidas al tráfico, de tal forma que únicamente podrán circular por esas zonas, sin riesgo de ser multados, los vehículos que estén autorizados para ello.

Las zonas que están controladas por cámaras quedarán claramente señalizadas mediante la ubicación de grandes paneles que indican que se trata de una zona peatonal, y se indicará también el horario habilitado para carga y descarga en las zonas previstas para ello. Estos carteles ya se han instalado en muchas de las calles que estarán dentro del nuevo sistema de control de accesos.

La instalación de cámaras de vigilancia está prevista en puntos como la avenida de la Bajamar; la calle Ribera del Río a la altura de Javier de Burgos; la calle Misericordia a la altura de Luna y Larga (para controlar la carga y descarga y el acceso a garajes de la zona); la calle Ganado con Cielo (para controlar el acceso al aparcamiento subterráneo de la calle Ganado); calle Vicario con San Juan (para controlar el acceso a la Plaza de España); calle Pagador con San Francisco y Federico Rubio (para controlar el acceso a la Plaza de España desde la calle Pagador) y finalmente en la calle San Sebastián con Santa Lucía (también para controlar el acceso a la plaza de España).

Las cámaras en sí mismas no evitarán el acceso a ninguna de las calles peatonales, pero en función de las señales indicativas que estarán ubicadas a la entrada de cada una de estas zonas, se podrá después multar a los infractores que haya hecho un uso indebido de estas calle. Así, en casos como los de calles en las que hay algún aparcamiento público, se podrá comprobar a través de la grabación de las cámaras si el coche que accede a dicha calle entra efectivamente en el aparcamiento, o en el caso de los garajes, se podrá comprobar si las matrículas de los coches coinciden con las de los propietarios autorizados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios