Provincia de Cádiz

La Zona Naranja sigue dividiendo a Valdelagrana un año después

  • Hay opiniones encontradas entre usuarios, hosteleros y comerciantes y ha aumentado la presencia de los aparcacoches ilegales

Este verano se cumple un año desde que el actual equipo de Gobierno tomase una de las decisiones más importantes de su mandato, y que además compartían los tres partidos que iniciaban su andadura política: la retirada de la Zona Naranja de las playas portuenses.

De este modo acababan con una de las medidas más impopulares del Partido Popular, retirando las tarifas de aparcamiento que se habían instaurado dos años atrás alrededor de los aparcamientos cercanos a varias de las playas del litoral portuense.

Casi toda la población parecía estar totalmente de acuerdo con la retirada de esta Zona Naranja, exceptuando algunos hosteleros y vecinos de Valdelagrana. Un año después, este sería el segundo verano desde el cambio de esta Zona Naranja y al parecer, muchos de los hosteleros y comerciantes siguen manteniendo su postura para que se vuelva a tener que pagar para disfrutar de las playas portuenses. Los hosteleros que están a favor de que vuelva esta Zona Naranja alegan, como Alejandra -la propietaria de la Taberna del Sapo ubicado en la avenida de la Paz- que "los veraneantes no consumen y están ocupando aparcamientos desde primera hora de la mañana". Este hecho dicen que influye directamente en los negocios de Valdelagrana, ya que según explica Alejandra "a mis clientes habituales no los veo en verano, ya que por culpa de no encontrar aparcamiento se vuelven para sus casas".

Otros apuntan, como los propietarios de El Siete, que antes se veía mucho más movimiento de vehículos, y que una de las alternativas para la Zona de Valdelagrana sería instaurar la Zona Naranja en algunas partes como en esta avenida de la Paz, que es una zona puramente comercial, dejando libre de Zona Naranja las bolsas de aparcamientos que colinden con la playa.

Por el contrario, otros muchos comerciantes y hosteleros, estando al lado unos de otros, ven este hecho desde otra perspectiva, como si estuvieran hablando desde mundos paralelos. Y es que muchos ven más movimiento ahora, y el lleno absoluto del aparcamiento al retirarse la Zona Naranja. Además apoyan que el veraneante lo que antes se gastaba en el aparcamiento ahora lo invierte en los pequeños comercios o en consumir en algunos de los bares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios