Provincia de Cádiz

"Seguiré trabajando por y para Navantia desde otra perspectiva"

  • José Antonio Oliva asegura que "no hay otra cosa" más que motivos personales detrás de su dimisión

"Motivos personales, no hay otra cosa, y aunque sé que es difícil no especular, no hay más". Así explicaba ayer José Antonio Oliva a este medio las razones por las que ha decidido dimitir de sus cargos al frente del comité de Navantia en San Fernando y del comité intercentros en Madrid.

"Ahora mismo mi familia es la prioridad", una familia a la que lamenta haber robado mucho tiempo a lo largo de los casi diez años en los que ha liderado la organización sindical isleña. Oliva lo tiene muy claro. Después de una década como cabeza visible de los trabajadores de Navantia en San Fernando, "ha llegado el momento de recuperar mi vida privada, de convertirme de nuevo en una persona anónima", cosa que será -sin duda- harto difícil.

El que también fuera hasta el jueves el presidente del comité intercentros asegura que retomará "proyectos personales pendientes", entre los que baraja finalizar sus estudios universitarios. En definitiva, aspira a recobrar "una vida privada" en la que impere "la normalidad".

¿Significa esto que Oliva quedará desvinculado de los astilleros? "En absoluto. Seguiré trabajando por y para Navantia pero desde una perspectiva diferente", aclara. El ex representante de los trabajadores volverá a ocupar el puesto que inicialmente desempeñó en plantilla antes de embarcase en su extensa aventura sindical. "De nuevo realizaré presupuestos de buques, que ojalá sean muchos, pues la factoría lo necesita".

Por mucho que insistimos, que intentamos 'meterle los dedos', Oliva se mantiene firme en su postura. Los motivos de su doble dimisión "son personales". Nada tiene que ver la causa penal que tiene pendiente tras unos incidentes ocurridos en la sede local del PP de San Fernando durante el desarrollo de una marcha reivindicativa de los empleados de los astilleros en el año 2012.

Asimismo niega que las discrepancias en la negociación del convenio colectivo de Navantia hayan influido en su decisión. "Los posibles desacuerdos entre los distintos centros es algo absolutamente normal, desavenencias que, por otra parte, siempre han existido y que hemos sabido solventar para llegar a acuerdos colectivos importantes".

Por último, José Antonio Oliva desmiente que su salida de sendos comités esté relacionada con un hipotético salto a la política. "Ni mucho menos", se apresura a recalcar sin evitar que se le escapen algunas risas.

Poco ha querido adelantar Oliva de la persona a la que va a entregar el testigo de la presidencia del comité. Eso sí, está convencido de que será "una transición suave, porque el nuevo responsable sindical se va a encontrar gran parte del trabajo hecho; muchos temas ya están canalizados y sólo queda rematarlos", lo que no quiere decir que el portavoz entrante mantenga la línea de actuación del saliente. "Cada uno es cada uno", concluye.

Oliva no quiere acabar sus declaraciones sin recordar que "es la gran conciencia colectiva de los trabajadores de los astilleros lo que nos ha permitido ir superando todo tipo de escollos en nuestra trayectoria, yo sólo he sido la cara visible de un discurso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios