Provincia de Cádiz

'SOS Bebés Robados' se manifiesta para evitar el archivo de más casos

  • Cerca de 200 personas se concentran frente la Audiencia Provincial para pedir que se cumpla la ley · Los afectados mantienen que "el secuestro no prescribe"

Con sentimientos de rabia e indignación se manifestaron ayer los integrantes de la asociación SOS Bebés Robados Cádiz ante las puertas de la Audiencia Provincial. Su objetivo era protestar por los casos de bebés desaparecidos que fueron archivados el mes pasado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Cádiz.

El mensaje que las familias afectadas lanzaron ayer fue muy claro: " Vamos a luchar hasta morir". Y es que los familiares de los niños robados, representados por la organización, no van a quedarse de brazos cruzados. Después de esta protesta toca esperar y ver qué pasa finalmente con los diez casos que están pendientes de ser archivados. "Dependiendo de si se archivan más casos o no, haremos más actividades y protestas. Lo que no vamos a hacer es quedarnos de brazos cruzados", explicó ayer Chary Herrera, portavoz de la asociación.

Por su lado, las familias siguen en su lucha y búsqueda particular. Pruebas de ADN gratuitas, bases de datos e investigación son las tres cosas que fundamentalmente piden los familiares. "Se debería investigar a todas las personas que fuesen hijos únicos. Una pareja se arriesga una vez, no dos veces. Hay que investigar a esas personas y ver dónde estan los errores", explicó Conchi Aldón, una mujer que busca a la niña que, según dice, le arrebataron a su madre. Sin embargo, muchas madres recurren al lado más humano y, manifestación tras manifestación, se dirigen a esos padres adoptivos, rogándoles "que digan la verdad".

Otros familiares, sin embargo, denuncian la falta de ayuda: "Aquí hay mucha gente metida y hay muchas cosas que no quieren que se sepa", insiste Conchi Castro, que también denuncia que le "quitaron una niña".

Cada uno comienza su búsqueda personal por donde "buenamente se puede", y cualquier ocasión es buena para buscar a los familiares arrebatados. Conchi Castro aprovecha para buscar a esa niña: " Me durmieron entera, cuando nunca se ha dormido a la gente para parir. Me desperté un poco y la vi. Aunque me dijeron que estaba muerta siempre he sabido que estaba viva", recordaba ayer. Un caso similar es el que detalla Conchi Aldón. Ella busca a su hermana: "Yo desde chica escuché decir a mi madre que algo no había ido bien, pero nunca la creí. Ahora somos muchos, y nos damos cuenta de que a todos nos han engañado".

Sin embargo, en la manifestación de ayer también estuvieron presentes los otros protagonistas de la historia, quienes dicen ser "niños robados". Entre intercambios de opiniones e historias se podía ver algún cartel con el lema "Soy un niño robado", seguido de la fecha de nacimiento. Ese es el caso de Mabel Escuer, una mujer de 57 años que se vió obligada a ser "la detective de su propia vida" en la búsqueda de sus raíces. "Mis padres nunca me dijeron nada, pero hablé con una persona que me contó la verdad. Vivía en Santiago de Chile y lo dejé todo para venir a España. Aquí ya me encontré con la verdad", explicaba ayer esta protagonista de una historia que se ha repetido en algunos países como Argentina. "Esto ya ha pasado en otros países, donde sí han sabido solucionarlo. Si en España esto se queda en el aire, seremos el hazmereir".

300.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios