FERIA DE PRIMAVERA

Sonora metedura de pata para cerrar la Feria de Puerto Real

  • El Ayuntamiento no cumplió con el compromiso de ofrecer pirotecnia silenciosa para proteger a colectivos sensibles, pese a haberlo anunciado

  • Se ha abierto una investigación para averiguar qué ocurrió

Función de fuegos artificiales de la Feria de Puerto Real Función de fuegos artificiales de la Feria de Puerto Real

Función de fuegos artificiales de la Feria de Puerto Real / J.A.T. (Puerto Real)

Comentarios 10

El cierre de la Feria de Primavera de Puerto Real se hizo con una sonora metedura de pata. La función de fuegos artificiales que ponía fin a seis días de fiesta en el recinto ferial de Las Canteras no fue tal y como estaba previsto. La delegación de Fiestas del Ayuntamiento había anunciado que al igual que ocurrió en el cierre del Carnaval y la Navidad, se haría con pirotecnia silenciosa, pero no fue así.

El objetivo era garantizar el bienestar de colectivos altamente sensibles como son, en general, personas con trastorno del espectro autista (TEA), Síndrome de Asperger, Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y Personas Altamente Sensibles (PAS), entre otros desórdenes de conducta, así como también en animales domésticos y salvajes.

Sin embargo, minutos antes de las once de la noche, el primero de los cohetes que se lanzó ya anunciaba que el compromiso había quedado en papel mojado. Casi diez minutos de espectáculo de luz y sonido, con el habitual ruido de siempre.

Eso provocó el enfado de parte del público que había acudido al recinto ferial a ver los fuegos con personas pertenecientes a ese colectivo que se pretendía “proteger”, con la idea de que serían iguales que los de la Navidad o el Carnaval. Pero nada más lejos de la realidad. El habitual sonido de de las explosiones de los cohetes fue el protagonista para el disgusto de quienes volcaron todo su enfado en las redes sociales. En algunos casos las publicaciones se acompañaron con vídeos de personas afectadas, pequeños con llantos sin consuelo, o mascotas aterradas.

Sobre este asunto, ni el concejal de Fiestas, José Antonio Montilla, ni el Alcalde, Antonio Romero –ambos en funciones- han sabido dar una explicación. “No sabemos muy bien qué ha pasado pero el espectáculo de ayer fue lamentable. No era lo que habíamos previsto y estamos revisando toda la documentación con la empresa pirotécnica porque entendemos que no es lo que habíamos acordado”, dijo Montilla a este periódico. “Ahora solo podemos pedir disculpas a quienes se vieron afectados por este suceso que no era lo que estaba previsto”, añadió. El Ayuntamiento ha abierto una investigación para determinar qué pudo ocurrir.

El mismo lunes, Romero y Montilla mantenían que la función sería silenciosa e incluso decían ser conscientes de que probablemente se iban a recibir críticas porque "este tipo de pirotecnia es menos vistosa y quizás se entienda menos en la Feria de Primavera, que es la fiesta más grande de la ciudad, que en otros momentos que se ha utilizado".

El Ayuntamiento de Puerto Real alcanzó el acuerdo para usar pirotecnia silenciosa tras la propuesta ciudadana que partió de la Asociación dECOnstruir - Ecologistas en Acción y la protectora de animales Gatita Lucía, quienes registraron la iniciativa en la plataforma Decide Puerto Real. La propuesta superó el centenar de apoyos, mínimo establecido para que se estudie su viabilidad, y el Ayuntamiento decidió aceptarla poniéndola ya en marcha la pasada Navidad, donde se usó por primera vez este tipo de artificios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios