Provincia de Cádiz

El Puente de la Constitución de 1812 de Cádiz tendrá una estación del SIVE

  • El Gobierno invertirá 30 millones en la instalación de nuevos sensores en el litoral de Cádiz para disminuir las zonas de sombra

El Puente de la Constitución de 1812

El Puente de la Constitución de 1812 / Julio González

El Puente de la Constitución de 1812 será la base de una de las nuevas estaciones sensoras del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) que el Ministerio del Interior prevé instalar para disminuir sus zonas de sombra. Esa es una de las novedades que incluye el contrato licitado por el Ejecutivo con un presupuesto base de puesto base de 30.635.147,47 euros, impuestos incluidos. Se trata de la mayor inversión en este sistema desde hace años, con la que se ampliarán las capacidades de control y vigilancia de los tráficos marítimos irregulares en el Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Cádiz. El Consejo de Ministros aprobó esta inversión el pasado 29 de marzo.

El objetivo del expediente es la completa renovación de todas las infraestructuras y los sensores que componen el SIVE de los despliegues de Algeciras, Cádiz y Ceuta, dotando a las Comandancias de la Guardia Civil de un conjunto de medios actualizados que habiliten nuevas capacidades y refuercen las actualmente disponibles en su lucha contra las actividades ilegales.

El plazo de ejecución del contrato será de 34 meses, por lo que su finalización está prevista para 2025. De la cantidad total, 12.056.206,47 euros irán destinados al SIVE en Algeciras, 4.516.766,28 para Ceuta, 12.424.079,14 para Cádiz y 1.638.095,58 para la central, en Madrid.

Según informa El Independiente, el despliegue del SIVE se reforzará con seis estaciones más. Dos de ellas estarán en la zona de influencia de la Comandancia de Algeciras: una en el puesto de la Guardia Civil de San García y otra en las inmediaciones de la desembocadura del río Guadarranque. Además, habrá dos más en Ceuta, otra cerca del faro de Trafalgar y una última en el puente de la Constitución de Cádiz. Estas se sumarán a las diez estaciones ya existentes, dos sensores optrónicos y tres repetidoras.

Según la justificación del contrato, desde su puesta en funcionamiento en 2002, se han producido tres circunstancias. En primer lugar, la intensificación de los flujos marítimos de inmigración irregular, promovidos por la inestable situación económica y política de los países del Magreb, y de los tráficos ilícitos de narcóticos y estupefacientes, incentivados por el lucrativo negocio que supone esta actividad.

En segundo lugar, destaca la Guardia Civil que las organizaciones que llevan a cabo estas actividades ilícitas en el Estrecho de Gibraltar cuentan con medios tecnológicamente más avanzados para tener control sobre las actuaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El último factor es la mejora en las prestaciones y capacidades que la tecnología y la industria pueden suministrar. "En este sentido, radares con conformación del sector de vigilancia mediante antenas totalmente planas y sin necesidad de rotores, o cámaras en espectro visible e infrarrojo con imágenes de altísima resolución, han llevado a que muchos de los sensores actualmente operativos se encuentren ya obsoletos", destaca la memoria justificativa del gasto para el contrato de renovación del SIVE.

La Guardia Civil reconoce que este nuevo escenario operativo ha llevado a que los medios técnicos con los que cuentan las comandancias de Algeciras, Cádiz y Ceuta hayan quedado desfasados desde el punto de vista tecnológico y, en algunos casos, "ineficaces frente a la lucha contra la inmigración irregular y contra el narcotráfico".

El contrato para la actualización del SIVE recoge que la distribución geográfica de las estaciones sensoras ya existentes, en combinación con las de nueva instalación, dotará al Estrecho de Gibraltar de "una mayor cobertura optrónica y radar". Esto permitirá la reducción de zonas de sombra a media y larga distancia de la línea de costa y el solapamiento de coberturas que permitan realizar un seguimiento continuo de los blancos y minimizan las áreas en sombra ante la eventual avería de uno de los sensores. Además, en las zonas cercanas a la línea de costa, la cobertura se verá incrementada mediante la ubicación de los sensores a mayor altura y la instalación de nuevos sensores. El expediente también contempla la desinstalación de aquel equipamiento que la Guardia Civil considere reutilizable, que pasará a formar parte del catálogo de repuestos del Programa SIVE.

El expediente contempla la modernización de los centros de mando y control de las Comandancias de Algeciras, Cádiz y Ceuta, la instalación de seis nuevas estaciones sensoras, la completa renovación de las estaciones existentes y del subsistema de comunicaciones. Además, recoge la creación de una imagen de situación común entre el SIVE de las tres comandancias y su integración con los sistemas de información de la Guardia Civil.

También se prevé instalar un puesto de trabajo en el Centro de Coordinación y Vigilancia Marítima situado en la Dirección General de la Guardia Civil (Madrid), que permita la gestión remota del SIVE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios