Provincia de Cádiz

Prisión para los dos miembros de la Camorra detenidos en Jerez

  • El clan de los Polverino tiene casos pendientes en España: una investigación por blanqueo de dinero en la costa sur de Tenerife mediante la inversión en hoteles

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decretó ayer el ingreso en prisión provisional del capo y su segundo de abordo del clan Polverino (de la Camorra napolitana) que fueron detenidos a punta de pistola este pasado martes en Jerez, en la zona de Divina Pastora, en una operación conjunta que fue desarrollada por agentes especiales de la UCO de la Guardia Civil en colaboración con los Carabinieri.

Anoche se estaba tramitando la extradición a Italia de los dos individuos apresados, ante las órdenes de búsqueda y captura que la Fiscalía antimafia de Nápoles había dictado contra ellos a nivel internacional, aunque, presumiblemente, el jefe del clan (de 53 años) tendrá que responder también ante la Justicia española ante el posible blanqueo de capitales en distintas comunidades autónomas.

Así las cosas, otro magistrado español, Eloy Velasco, interrogó al capo Guiseppe Polverino por la presunta comisión de delitos de asociación ilícita y blanqueo de capitales en el marco de la causa en la que se investigan las actividades de los clanes camorristas Nuvoletta y el liderado por su familia. Las prolijas investigaciones desarrolladas contra los Polverino motivaron la detención de otras 13 personas en localidades del sur de la isla de Tenerife en 2010, donde podrían haber dinero mediante la compra de hoteles.

Los discretos fugitivos contaban con un buen capital para vivir en Jerez, donde decidieron asentarse recientemente, indicaron fuentes de la investigación. Intentaban ser lo más discreto posible y empleaban documentación falsa para evitar que en un posible control policial (ajeno al motivo por el cual eran buscados) se cotejara que contra ellos pesaban órdenes de búsqueda y captura a nivel europeo.

Durante los registros se les han intervenido 204.000 euros en metálico para gastos de Polverino, indicó ayer la Guardia Civil, y otro capital (inferior) a su presunto lugarteniente Raffaelle Vallefuoco. Polverino está considerado "de máxima peligrosidad", como jefe del clan, de varios asesinatos en la región sureña de la Campania.

La organización de los Polverino tenía capacidad e infraestructura para introducir más 100 toneladas de hachís (procedente de Marruecos) al año en el sur de Italia a través de diferentes puertos del sur de la Bota. La operación internacional contra el clan, denominada Laurel VII, tenía como principal objetivo la detención del capo Giuseppe Polverino, uno de los más reconocidos jefes de la Camorra napolitana, agregó ayer la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

Las investigaciones que hallaron a Polverino en Jerez se desarrollaron de modo coordinado entre las policías militarizadas de España e Italia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios