Provincia de Cádiz

El PP apoya preservar el atún rojo pero no prohibir su comercio

  • Aurelio Sánchez asegura que impedir su comercialización "no está basado en datos rigurosos"

El diputado nacional del PP por Cádiz y portavoz adjunto de Pesca en el Congreso, Aurelio Sánchez Ramos, manifestó ayer el respaldo del PP a las medidas para preservar el atún rojo, pero consideró "injustificada" la propuesta de prohibir su comercialización internacional al considerar que "no está basada en datos rigurosos y que responde a otros intereses o posturas tremendistas de aquellos países y organizaciones ecologistas que lo defienden".

Del mismo modo, Sánchez Ramos apuntó en un comunicado que la inclusión del atún rojo en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), cuya próxima reunión tendrá lugar el próximo mes de marzo en Qatar, significaría "la desaparición de las almadrabas, parte de la flota artesanal y toda su industria especializada".

Así, señaló la existencia de argumentos "más que fundamentados para rechazar la propuesta que, de salir adelante, causaría un daño económico y social muy grande a la provincia de Cádiz al condenar a la desaparición a un arte de pesca ecológico y sostenible como es el sector almadrabero". En este sentido, recordó que las almadrabas ejercen su actividad desde la época de los fenicios, no persigue al atún y nunca podrá esquilmarlo.

En primer lugar, el popular incidió en la labor de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Rojo (ICCAT) y en su Plan de Recuperación que está vigente hasta el año 2022 y por el que, en base a datos científicos, se ha ido reduciendo año tras año el límite de capturas con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de la especie. A su juicio, de existir técnicamente un peligro de extinción "este organismo ya hubiera prohibido las capturas y, por el contrario, ha considerado suficiente y científicamente justificado limitarlas".

Por otro lado, el diputado nacional cuestionó los intereses que han llevado a países como Mónaco a respaldar la propuesta, cuando "no pesca atún ni tiene relación con él, salvo la posibilidad de sacar tajada por empresas allí instaladas que pueden obtener suculentos beneficios por estudios técnicos de seguimiento de la especie precisamente durante su inclusión en CITES". Igualmente, puso en duda las posturas "tremendistas" de las organizaciones ecologistas que "no están basadas en datos rigurosos y que abanderan la premisa falsa de que el atún rojo está en peligro de extinción".

Sánchez Ramos apuntó asimismo otras maneras de garantizar la sostenibilidad del atún rojo como es la lucha contra la pesca ilegal, "que causa un enorme daño tanto a la especie como a la flota autorizada". A ella, agregó, "es a la que sí habría que prohibir la comercialización internacional y no a aquellas flotas que respetan las indicaciones del ICCAT".

Por último, el diputado del PP insistió en que el Gobierno central tiene "argumentos suficientes" para convencer a la Comisión Europea de tomar una actitud contraria a la prohibición de la comercialización. "La ministra española tiene una oportunidad de oro de incluir este asunto en el orden del día del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE que se celebra el próximo 22 de febrero, bajo Presidencia española, con el objetivo de precisar cuál debe ser la posición que adopte la UE en la defensa de la pesca artesanal y de la economía local de zonas de gran dependencia de la pesca", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios