Provincia de Cádiz

PP y PSOE aceptan la dimisión de Juárez

  • Los socialistas resaltan que la decisión del ex alcalde es consecuencia de que ha sido inhabilitado y advierten de que aún le quedan causas pendientes. Una afiliada de UGT resulta herida durante las protestas de los trabajadores municipales que exigen el pago de la nómina.

El pleno de la Corporación aceptó ayer la dimisión de Juan Carlos Juárez como alcalde y la entrega de su acto de concejal, con los votos a favor del PP y del PSOE y la abstención de IU. El concejal de UPL, Antonio García Buendía, no asistió a la sesión extraordinaria.

El concejal de IU, Andrés Martín, indicó que votó en ese sentido porque "es un cese forzoso motivado por sentencia judicial", por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista, Miguel Tornay, destacó que aunque Juárez "lo haya disfrazado de dimisión es una inhabiltiación y lo que ha querido hacer es una retirada digna y dar la impresión de que está dispuesto a seguir el dictamen de los tribunales". Tornay destacó que el ex alcalde todavía tienen pendientes "otros asuntos por supuestas irregularidades y supuestos delitos, que podrían afectar a otros miembros del equipo de gobierno. Este es el principio de otras sentencias". Los socialistas votaron a favor de la dimisión porque "entendemos que se tiene que ir".

Finalmente, el portavoz del equipo de gobierno, Juan Montero, señaló que se trata "de una decisión judicial que no compartimos pero acatamos". "Alabamos la integridad de Juárez por haber dimitido de forma inmediata", afirmó Montero, que destacó lo "que ha hecho Juárez no sólo por este Ayuntamiento, sino por esta ciudad".

Antes del inicio del pleno se vivieron momentos de tensión en las puertas de la Casa de la Juventud y es que trabajadores municipales y delegados sindicalistas de UGT y USO convocaron una concentración para exigir el pago de la nómina. Los manifestantes querían entrar en el salón plenario pero la Policía Local no se lo permitió y al cerrar la puerta uno de los agentes, una trabajadora municipal y afiliada de UGT resultó herida en una rodilla. Según informó el secretario provincial de la FSP-UGT, José Porras Naranjo, fue necesario su traslado al servicio de Urgencias de hospital y se le ha dado la baja durante diez dias a la espera de hacerle pruebas para determinar el alcance de la lesión.

El alcalde accidental, Gabriel Gonzálvez, calificó de "falta de respeto a la institución" la convocatoria de UGT y USO porque si "la protesta era en el Palacio de Congresos que tengan la vergüenza y la dignidad de hacerlo allí". Además, le contestó a Porras Naranjo que no se esconde de nadie, "si alguien que protesta cuando le da la gana es él pero cuando se trata de sus colores políticos o de algún compañero de UGT se esconce como una rata". "Estas no son las formas que corresponden a actuación sindical, a Porras Naranjo se le ha ido la olla", apuntó Gonzálvez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios