educación

Maestros fantasmas

  • La provincia suma una docena de afectados por un error informático que los ha dejado sin opositar

Imagen de archivo de unos opositores antes del examen. Imagen de archivo de unos opositores antes del examen.

Imagen de archivo de unos opositores antes del examen. / ANTONIO L. JUÁREZ

Un error en la inscripción telemática para las oposiciones de personal docente que se celebraron a finales del pasado mes de junio ha dejado fuera del proceso a casi un centenar de aspirantes andaluces que han comprobado con sorpresa que la administración ha ignorado sus solicitudes, pese a que estaban convencidos de haberlas presentado en tiempo y forma por internet e incluso realizaron el pago de las tasas correspondientes.

Sus nombres no han aparecido en la lista de admitidos pero tampoco en la de excluidos, ya que sus solicitudes nunca llegaron a registrarse, al parecer porque los aspirantes no concluyeron el proceso telemático correctamente con la firma digital.

Su exclusión del procedimiento de selección para el cuerpo de maestros no sólo ha dejado a los postulantes sin opciones de presentarse al examen y por tanto de conseguir una plaza, sino que también se han quedado fuera de las bolsas de interinos para la cobertura de vacantes.

Hoy se contabilizan unos 89 afectados en Andalucía, de los cuales 13 son de la provincia de Cádiz, si no más. Paco Blanco, un maestro puertorrealeño que lleva seis cursos 'viajando' por colegios de Benalup, Rota, Sevilla y San Roque, entre otros destinos, es uno de los damnificados, uno de los maestros fantasma, invisible a los ojos de la Junta de Andalucía. "El pasado 12 de abril completé mi inscripción en el proceso de oposiciones de forma telemática y el 19 de mayo me llamaron de la academia donde me preparo para decirme que mi nombre no figuraba en ningún sitio". Aquí comienza otro viaje para Blanco, esta vez hacia la desesperación. "Confiaba en que todo se solucionaría, pero no ha sido así". El 20 de junio, cinco días antes del examen, "la Junta de Andalucía nos comunicó que estábamos admitidos de manera cautelar, si bien dos días más tarde apareció un nuevo anuncio que definitivamente nos dejaba fuera del proceso opositor".

Paco lleva mucho tiempo preparándose esta prueba "y al final para nada. Por perder, he perdido hasta la antigüedad". Este interino quería encontrar su sitio profesional, conseguir su plaza, tenía planes de ampliar la familia... Sueños y aspiraciones que -de momento- no se harán realidad por un fallo informático.

En un intento de dejar constancia de que su forma de actuar ha sido la correcta, Paco Blanco acudió al examen a sabiendas de que no podía presentarse para solicitar un justificante como afectado en el proceso de exclusión de los opositores. "Cuál fue mi sorpresa cuando el tribunal comienza a citar por orden alfabético a los aspirantes y dice mi nombre". Pero Paco ya no podía opositar, él mismo le había hecho saber al tribunal que estaba excluido de la lista.

El pasado martes 11 de julio representantes de la plataforma de maestros afectados por este asunto mantuvieron una reunión con la viceconsejera de Educación, la directora general de recursos humanos y la jefa de servicio de Infantil y Primaria. "No hemos llegado a acuerdo. La Junta de Andalucía no ha querido rectificar y se enroca para ocultar una gestión que a todas luces es desastrosa y vulnera nuestros derechos", dicen desde la plataforma. No obstante, "Educación se ha comprometido a estudiar los recursos de reposición de todos los afectados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios