Sucesos

“Luis conocía perfectamente la zona, no sabemos qué ha ocurrido”

  • La familia del submarinista desaparecido pide más medios para intentar localizarlo

Agentes de la Guardia Civil rastreando el mar ayer en los Caños de Meca. Agentes de la Guardia Civil rastreando el mar ayer en los Caños de Meca.

Agentes de la Guardia Civil rastreando el mar ayer en los Caños de Meca.

Comentarios 1

“Luis conocía perfectamente esa zona, estaba harto de hacer pesca submarina en Los Caños desde que era un chaval. No sabemos qué ha podido ocurrirle. Es angustioso”. Quien así habla es Carlos, portavoz de la familia del joven de Vejer de 34 años que desapareció el pasado lunes cuando hacía pesca submarina en los Caños de Meca. Ayer, pese a los esfuerzos de amigos de clubes de buceo de Conil, de la presencia de agentes del GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil y del rastreo de Salvamento Marítimo, no se ha podido localizar el cuerpo de Luis. Voluntarios de Cruz Roja también se han dejado ver por la zona para apoyar en las labores de rastreo.

La familia está viviendo estas horas con desazón, angustia y desesperanza. Luis está casado y tiene una niña de 18 meses. La mañana del lunes acudió a la zona de la alhaja en Los Caños, frente al bar El Pirata, y por allí se adentró en el mar. Su mujer quedó en la arena, tranquila al principio, consciente de que su marido era un apasionado de la pesca submarina y de que cuando se adentraba en las aguas pasaba varias horas sin regresar a la playa. Sin embargo, sobre las siete de la tarde, el miedo se hizo insoportable. “Apareció la boya que llevaba y el arpón, y eso ya hizo que pensáramos que le había pasado algo”.

Luis, que actualmente vivía en Londres por motivos de trabajo y que pasaba sus vacaciones en su tierra, era un deportista nato, joven, fuerte y sin ningún tipo de problemas de salud, por lo que la familia se pregunta qué ha podido ocurrirle. “Hasta que no aparezca el cuerpo no sabemos qué ha podido pasar. Ha podido golpearle cualquier embarcación, o sufrido un síncope, no sabemos, incluso ha podido quedarse atrapado en alguna cueva del fondo marino. Ahora mismo todo son hipótesis”.

Luis se adentró en el mar solo, mientras que su mujer lo esperaba en la playa jandeña

Desde la familia están agradeciendo todo el apoyo que están recibiendo desde diferentes clubes de buceo de La Janda hasta amigos y particulares que están buscando a Luis en las aguas cercanas a la playa en la que fue visto por última vez. “El dispositivo lo está coordinando Guardia Civil, que está estudiando las corrientes e indicando por dónde se puede buscar con más opciones de encontrarlo”, decía el portavoz de la familia.

Lo que sí reclama la familia es que se pongan todos los medios necesarios para intentar localizar a Luis, “que por más que pasen las horas y la desesperanza vaya creciendo no se abandone la búsqueda. Es lo único que pedimos, un esfuerzo más para poder encontrarlo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios