Provincia de Cádiz

La Junta plantea dar usos recreativos a los pantanos de Los Alcornocales

  • El segundo Plan de Desarrollo Sostenible, en fase de exposición pública, abre la puerta al ecoturismo

Hacer de los embalses y su entorno un recurso para el turismo activo y sostenible. Es una de las novedades previstas en el segundo Plan de Desarrollo Sostenible (PDS) del parque natural de Los Alcornocales, elaborado por la Junta de Andalucía a lo largo de los últimos tres años y que se encuentra en periodo de exposición pública hasta primeros de mayo.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio considera que los pantanos son espacios en torno a los cuales se pueden articular nuevas actividades socioeconómicas que impulsen la economía. De hecho, en el centro y la meseta peninsular -tanto en la Comunidad de Madrid como en Castilla y León- ya hay numerosos ejemplos de pantanos navegables o donde se permite la práctica de deportes de viento. "Nosotros creemos que frente a la gestión clásica que hacía la Confederación Hidrográfica, de sólo prestar el servicio de abastecimiento y riego, los pantanos deben ser puestos en valor, abiertos al uso ciudadano y que generen sinergias con los espacios protegidos", apostilla Federico Fernández, delegado de Medio Ambiente en Cádiz.

El PDS elaborado por la Junta establece un diagnóstico e inventario de los recursos naturales con posibilidades de aprovechamiento, así como las medidas que pueden implantarse o mejorarse sin suponer una agresión a los valores naturales de Los Alcornocales, declarado parque natural en 1989 y con una superficie de 167.767 hectáreas repartidas en 16 municipios de toda la provincia de Cádiz. Las medidas tampoco dejan de lado aprovechamientos centenarios como el corcho, que sigue siendo considerado el principal uso económico del ámbito del parque junto con la ganadería y agricultura o productos de apicultura. Pero en los embalses se encuentra una de las principales aportaciones del documento, desde el punto de vista de las novedades, al preconizar que estos lugares se articulen como ejes turísticos apoyados en otras zonas consolidadas como la costa.

En total, nueve cursos de agua atraviesan el parque natural de Los Alcornocales que cuenta a su vez con un total de seis embalses principales, además de una extensa red de presas menores y azudes para regular cauces hídricos. Los técnicos proponen el uso recreativo y turístico, sujeto a condicionantes de sostenibilidad, de los embalses de Charco Redondo (Los Barrios), Almodóvar (Tarifa) y Guadarranque (Castellar). En los tres está autorizada la pesca, navegación remo, vela y motor eléctrico (no de explosión) pero hacen falta empresas que pongan en marcha estas opciones y, por descontado, un apoyo más amplio de la administración.

"En el caso del Campo de Gibraltar, el principal pantano con potencial es el de Charco Redondo. También pretendemos fomentar de forma prioritaria las actividades en el de Barbate y en el de Los Hurones para cubrir con estos tres las principales áreas de la provincia", apunta Fernández, quien destaca que los embalses deben tener buenas conexiones por carretera y estar rodeados de terrenos públicos para que su explotación como recurso turístico sea óptima. "Y además deben tener poco riesgo de impacto ambiental. El de Charco Redondo reúne estas características, por lo que tras las elecciones municipales, para que haya una continuidad en la negociación, contactaremos con el titular de los montes circundantes, en este caso el Ayuntamiento de Los Barrios, para definir un modelo de gestión como ya se ha hecho en Zahara", añade el delegado.

En Guadarranque el proyecto contempla el uso público de las casas de guarda para hacer turismo rural que prevé salir a concurso en este año; aunque la actividad no tiene por qué ceñirse al uso de la lámina de agua (en caso de presas menores, para la pesca deportiva), sino a la red de senderos que los circundan, zonas recreativas y otras posibilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios