Provincia de Cádiz

La Junta prevé mejoras sanitarias en la Sierra pero no otro hospital

  • La consejera anuncia una decena de inversiones sanitarias en la comarca, con más servicios en el hospital concertado y más especialidades en Arcos y Ubrique

La Junta de Andalucía pondrá en marcha una decena de iniciativas para mejorar la atención sanitaria en la Sierra de Cádiz, aunque mantiene su negativa a impulsar la construcción de un nuevo hospital en Ubrique.

La consejera de Salud de la Junta, María Jesús Montero, prometió ayer en Villamartín una lista de medidas sanitarias destacando la dotación de nuevas especialidades para la comarca -aunque no dio cifras económicas para materializarlas-, y avanzó que el Gobierno autonómico no tiene, por el momento, planes de abanderar un hospital público para la Sierra como sí reclaman formaciones políticas y ciudadanos. Anunció que la Consejería ampliará el concierto que mantiene con el hospital privado Virgen de las Montañas, propiedad de la empresa Pascual, y dotará de consultas de especialistas a Arcos y Ubrique.

Salud viene a confirmar, con el diseño de este plan para los casi 120.000 habitantes serranos, las carencias en la atención sanitaria en la Sierra denunciadas desde hace tiempo por colectivos y partidos políticos. La Junta da este golpe de efecto después de tres años de movilizaciones y protestas ciudadanas ante la falta de especialistas en los centros de salud y ante la exigua cartera de especialidades médicas en el hospital villamartinense, que provocan al año miles de desplazamientos de habitantes hartos de tener que desplazarse a los hospitales de Jerez y Ronda.

Montero aseguró en la comarca que esta nueva planificación "está ajena" a "cualquier demagogia", queriendo desvincularse así de los enfrentamientos contra el PSOE y la presión social que el asunto ha deparado. Este anuncio llega al tiempo que el movimiento ciudadano Especialistas Ya, que nació en Ubrique, concreta para el día 31de este mes la enésima movilización para que la Junta homologue y equipare de una vez por todas el hospital de Villamartín con los de su nivel para garantizar la prestación sanitaria.

Hasta la fecha, el hospital villamartinense, que lleva 12 años de concierto, no tiene una unidad de cuidados intensivos ni diálisis y tampoco especialistas cardiólogos, endocrinos, neumólogos, nefrólogos y oncólogos, lo que provoca, a diario, cientos de desplazamientos a otros centros de referencia con la consabida saturación de éstos. Pues bien, la Junta reforzará en parte y antes del verano su cartera con consultas de cardiología y neumología, y ampliará el concierto con la especialidad de aparato digestivo. Habrá también en Villamartín un hospital oncohematológico.

Montero quiso aprovechar su visita para transmitir un "mensaje de tranquilidad" a la empresa Pascual ante las reivindicaciones de grupos políticos como IU, PA y PP que exigen la titularidad pública del centro. "En ningún momento la Junta se ha planteado no renovar su concierto", aseveró.

La planificación sanitaria contempla, además, la dotación de nuevas especialidades en Arcos y Ubrique una vez que se hayan construido dos nuevos centros de salud. Para Ubrique, que tiene desde hace dos años medicina interna gracias a la presión popular, llegarán consultas de ginecología, oftalmología y traumatología. Las mismas se asentarán también en la población arcense, a las que se sumará un otorrino. Arcos se llevará otra iniciativa de envergadura como es la apertura de un centro de diálisis para el último trimestre de 2009, que dará cobertura a unos 150 pacientes anuales que no tendrán que desplazarse más hasta Jerez.

La asistencia en Villamartín quedará reforzada con otras dos apuestas. Una es la ubicación de un helipuerto para la toma de tierra de los equipos del 061. Y la otra es la adecuación de un Hospital de Día de Salud Mental, con carácter ambulatorio, para reforzar la unidad ya existente. Se pueden beneficiar unos 300 usuarios al año. Está previsto que vea la luz antes de final de este año.

La consejera, que estuvo en todo momento flanqueada por el presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña, y el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, adelantó como otro avance la posibilidad de que los especialistas del hospital comarcal puedan, a partir de ahora, recetar medicamentos con el sistema sanitario público del SAS. La Junta dice que será el primer centro concertado que ponga en vigor este modelo. Los enfermos podrán, igualmente, obtener citas para el hospital desde sus centros de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios