La eterna obra del nuevo servicio de transporte de la Bahía El tranvía se aplaza a 2020 y sumará más de 13 años en obras

  • La consejera de Fomento conoce el estado del proyecto y destaca la buena sintonía con el Gobierno central para culminar al fin los trabajos

  • Renfe confirma que sólo algunos de los trayectos que partan de Chiclana llegarán hasta Cádiz

  • Los alcaldes de San Fernando y Chiclana insisten en defender este nuevo servicio de transporte y se muestran satisfechos con los últimos avances 

Cargos de la Junta de Andalucía y los alcaldes de San Fernando y Chiclana atendiendo este jueves a las explicaciones de los responsables de la obra del tranvía. Cargos de la Junta de Andalucía y los alcaldes de San Fernando y Chiclana atendiendo este jueves a las explicaciones de los responsables de la obra del tranvía.

Cargos de la Junta de Andalucía y los alcaldes de San Fernando y Chiclana atendiendo este jueves a las explicaciones de los responsables de la obra del tranvía. / D.C.

El 1 de junio de 2006 la entonces Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía anunciaba la adjudicación de la primera obra del futuro tranvía de la Bahía de Cádiz. Se trataba de la construcción del nudo de La Ardila, en San Fernando, que permitiría enlazar el tranvía con la vía férrea. Los trabajos comenzarían un par de meses después y supusieron una inversión de 9,5 millones de euros.

De eso hace 13 años y la obra, que tiene ya un coste superior a los 256 millones de euros, continúa sin finalizar. Es más, la Junta de Andalucía, que desde el principio planteó esta obra en solitario, reconoce ya que el tranvía tampoco será una realidad en el presente año y que habrá que esperar hasta mediados de 2020 para ver los primeros viajes con pasajeros entre Chiclana, San Fernando y Cádiz.

Sí, hasta Cádiz, porque Renfe ha confirmado ya que habrá tranvías que lleguen hasta la capital gaditana, aunque no serán todos los que salgan desde Chiclana. Unos llegarán hasta el intercambiador del Río Arillo que se está terminando de construir y otros, en torno a un tercio del total, proseguirán viaje hasta Cádiz por la vía del tren.

Estas y otras muchas ideas quedaron plasmadas en la visita a la obra del tranvía que este jueves realizó la consejera de Fomento, Marifrán Carazo. En una reunión de trabajo a la que asistieron los alcaldes respectivos de San Fernando y Chiclana, Patricia Cavada y José María Román, y otros cargos de la Junta como Jaime Raynaud (viceconsejero de Fomento), Julio Caballero (director de la Agencia de Obra Pública de la Junta), Ana Mestre (delegada del Gobierno andaluz en Cádiz) o Mercedes Colombo (delegada territorial de Fomento), y en la que por decisión expresa de la Junta no hubo presencia de los medios de comunicación, la consejera Carazo conoció las instalaciones de los talleres y cocheras de Pelagatos, en Chiclana, donde se lleva a cabo ya la formación práctica del personal de operación, y posteriormente realizó un trayecto en un tranvía en fase de pruebas que la llevó hasta el intercambiador de La Ardila, ya en San Fernando.

En la Consejería de Fomento está prohibido dar, aunque sea de manera aproximada, una fecha probable para la puesta en servicio del tranvía de la Bahía. Lo que está descartado al cien por cien es que ello se pueda producir en el presente ejercicio, a la vista de que aún faltan obras por concluir, convenios por firmar y pruebas dinámicas por desarrollar. De manera oficiosa cargos de la Junta plantean la posibilidad de que el tranvía pueda ser una realidad en el primer semestre del año 2020, aunque, a la vista de tantas demoras como se han producido ya, no prefieren decirlo muy alto.

Es más, la consejera Carazo ni siquiera quiso hacer declaraciones sobre el estado actual de la obra del tranvía. Lo que sí hizo la Consejería de Fomento fue explicar, a través de una nota de prensa, que las obras del tranvía están ya al 97% de su finalización y que la principal actuación que resta por acabar es la parada de Río Arillo, entre San Fernando y Cádiz. Allí se ha avanzado en la colocación de las marquesinas que, junto a la instalación de los dos ascensores, vivirá su conclusión en este mes de julio.

En paralelo, la Junta informó que una de las obras que ha comportado mayor dificultad, como ha sido el desvío y reposición de un tramo de una gran tubería de abastecimiento, con un diámetro de 800 milímetros, ha concluido ya y sólo resta que el Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana efectúe la conexión definitiva el próximo lunes, lo que permitirá entonces ocupar la zona donde debe acometerse la ejecución de una de las dos vías del tranvía que abrazan la línea del ferrocarril, la más alineada a la autovía CA-33 (la otra ya se acometió), y el resto de los elementos asociados, como las catenarias.

Todas estas labores se desarrollan en horario nocturno, de acuerdo a la consigna de trabajo autorizada por ADIF, para simultánea esta actividad y el tráfico ferroviario en la línea Sevilla-Cádiz.

Desde la Consejería de Fomento se recalca que todos estos avances en Río Arillo se han acelerado desde febrero de este año por parte de la Agencia de Obra Pública de la Junta "desbloqueándose así una situación heredada del Gobierno anterior y en línea con la declaración institucional aprobada por el Consejo de Gobierno del 26 de marzo, que instaba a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio a impulsar la terminación y puesta en servicio del tranvía de la Bahía de Cádiz".

Los representantes de la Junta y los alcaldes de San Fernando y Chiclana pudieron comprobar que en los talleres y cocheras de Pelagatos se ha producido ya la incorporación de parte del personal del tranvía. Estos operarios están recibiendo la formación práctica de Renfe, en virtud del contrato de asistencia técnica iniciado recientemente. Este personal, seleccionado por la operadora ferroviaria para desempeñar las funciones de conductores, operadores de puesto de control central y supervisores, se irá progresivamente incorporando a las circulaciones de las unidades en pruebas durante este verano.

En cuento a las pruebas dinámicas que la Agencia de Obra Pública desarrolla con el soporte técnico y de recursos humanos de la asistencia técnica de pre-explotación conformada por la UTE 2IT y Metropolitano de Tenerife, se ha informado que las mismas se reanudaron el pasado 31 de mayo "después de que a finales de febrero, por falta de previsión del anterior Gobierno socialista, tuvieran que interrumpirse por la caducidad de los contratos de pre-mantenimiento". Hasta la fecha, estas pruebas dinámicas acumulan más de 2.000 kilómetros recorridos.

Este encuentro con la consejera de Fomento, unido al que tuvieron el miércoles con el delegado del Gobierno central en Andalucía y con responsables de Renfe y de ADIF, ha insuflado algo de optimismo a Patricia Cavada y José María Román, alcaldes respectivos de los dos municipios que más tiempo llevan sufriendo en sus carnes tantos retrasos en las obras del tranvía, esto es, San Fernando y Chiclana. Ambos regidores ven algo más cercana la puesta en servicio de este medio de transporte pero sobre todo destacan el hecho de que el Gobierno central y la Junta van de la mano para que este proyecto eterno sea una realidad.

Patricia Cavada reconoce la tardanza que acumula la obra del tranvía, dice comprender a los isleños que critican esta demora, pero ello no impide que, como ella misma reconoce, siga siendo una defensora a ultranza de este nuevo medio de transporte. "Yo siempre he apostado por el tranvía pero también he defendido siempre que para San Fernando era fundamental que las máquinas llegaran hasta Cádiz. Y en estos días los responsables de Renfe y de ADIF han confirmado que el tranvía llegará a Cádiz y eso para mí es lo más importante", reflexiona la regidora isleña.

Cavada elogia la buena cooperación que aprecia entre las Administraciones nacional y regional para lograr poner en marcha este servicio de transporte y confía en que las obras que restan, así como los contratos y convenios que siguen pendientes de firmar, cristalicen cuanto antes.

Ese es el mismo deseo de José María Román, quien considera igualmente que las últimas reuniones "han eliminado parte del escepticismo que yo mismo tenía" sobre un proyecto, el del tranvía, que reconoce que es "esencial" para el desarrollo de Chiclana. "Cuando entre en funcionamiento el tranvía, Chiclana se habrá incorporado al fin a la red ferroviaria, como veníamos reclamando desde hace tiempo", insiste el regidor chiclanero.

Ni Román, ni Cavada tienen especial preocupación por la posibilidad de que este nuevo medio de transporte en la Bahía termine siendo deficitario. Al respecto, ambos regidores subrayan que "no existe un servicio público de transporte que no sea deficitario", aunque también defienden que es importante ajustar el precio de los billetes y los horarios a la demanda.

Del mismo modo, los alcaldes de Chiclana y San Fernando restan importancia a la carta remitida hace un mes por la Comisión Europea a la Junta en la que le reclama la devolución de los casi 125 millones de euros adelantados para la obra del tranvía por no cumplirse los plazos previamente establecidos. Tanto Román como Cavada critican el "alarmismo injustificado" por parte de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios