Provincia de Cádiz

Estampan un turismo contra una tienda en pleno centro de Algeciras

  • Rompen con un coche la reja y el cristal y se llevan un botín de 6.000 euros

La tienda de electrodomésticos Milar Suinve, en el número 10 de la calle Convento, justo al lado del Ayuntamiento de Algeciras, fue asaltada en la madrugada de ayer por uno o varios individuos que accedieron al interior del local estampando el vehículo en el que viajaban, que al parecer era sustraído, contra el escaparate.

El incidente tuvo lugar antes de las seis de la madrugada, cuando un vehículo destrozó el escaparate. Se sospecha que por las marcas que dejaron las ruedas impresionadas en el asfalto causó los daños dando marcha atrás. El impacto o los impactos abrieron la reja casi de arriba a abajo, justo en la línea vertical que une el enrejado. A primera vista, parecía que los delincuentes usaron una radial para superar el acceso. El segundo paso fue la fractura del cristal doble del escaparate del establecimiento, que está separado de la calle Convento por un escalón de baja altura.

Con los accesos superados, los delincuentes sustrajeron todo lo expuesto, salvo los electrodomésticos pesados, más difíciles de transportar, como lavadoras o lavavajillas. Se hicieron con un botín compuesto por televisiones de plasma, ordenadores portátiles, videoconsolas y cámaras digitales, entre otros. También se llevaron artículos que estaban en estanterías del interior.

Los dueños no acertaban ayer por la tarde aún a valorar los costes de lo que les habían robado en el establecimiento, pero estimaron que casi con toda seguridad superaba los 6.000 euros. La tienda estaba bien nutrida debido a que se encuentra inmersa en plena campaña navideña, por lo que disponía de un stock mayor al habitual.

Europa Press informó que el Cuerpo Nacional de Policía de Algeciras ya está investigando los hechos y espera poder encontrar a los autores del robo y recuperar la mercancía. Si bien no se ha efectuado alguna detención por el momento. Agentes de la unidad de la Policía Científica estuvieron ayer recogiendo posibles pruebas que permitan identificar a los cacos.

Mientras los dueños arreglan los desperfectos, contrataron ayer los servicios de una empresa de seguridad, que envió a un guardia jurado para que custodie el acceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios