DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Desescalada Cádiz: Este verano abren las piscinas, pero con 2 metros de distancia

  • El Gobierno aconseja desinfección constante, aforo reducido y señalización espacial para garantizar la seguridad

  • La Junta contempla que abra a la vez que las playas, el 8 y 9 de junio

Piscina municipal de Puerto Real. Piscina municipal de Puerto Real.

Piscina municipal de Puerto Real. / C.P.

La apertura de las piscinas de la provincia está más cerca y la forma en que podemos acudir a ellas, más claro. Pese a que Trebujena y Prado del Rey no abrirán este verano estas instalaciones por medidas de salud pública, las piscinas municipales sí que tienen esta posibilidad según ha anunciado el Ministerio de Sanidad, aunque con limitación de aforo para que se pueda garantizar la distancia preventiva mínima entre personas de al menos 2 metros. Además, las autoridades sanitarias proponen como medida doblar al menos la superficie por persona en los espacios al aire libre y triplicarla en los espacios cubiertos.

Estas son algunas de las recomendaciones sanitarias mínimas para la apertura de las piscinas que se contemplan en un documento publicado por el Gobierno con el fin de minimizar el potencial de transmisión de covid-19 y proporcionar un ambiente seguro y saludable en estas instalaciones.

Este documento viene a despejar las dudas surgidas tras el debate de la reapertura al baño de las playas gaditanas en fase tres, a partir del 8 y 9 de junio, fecha en la que también se contempla la apertura de piscinas, según ha señalado la Junta de Andalucía, siempre y cuando haya una planificación para reducir riesgos. 

Pues de cara a las piscinas municipales y en comunidades de propietarios ya se han marcado pasos imprescindibles, pues tal y como afirman desde Sanidad, "el buen funcionamiento, mantenimiento y desinfección adecuada (por ejemplo con cloro y bromo) de piscinas, jacuzzis o balnearios deberían inactivar el virus que causa covid-19".

Y esto implica que el principal riesgo de las piscinas debido al virus SARS-CoV-2 no es el agua, sino las interacciones interpersonales sin respetar las distancias mínimas de seguridad y no realizar una limpieza y desinfección adecuadas de las superficies de las zonas comunes.

Por eso, se aconseja acometer una serie de medidas en las zonas de estancia o tránsito de los bañistas y fijar una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad entre los usuarios mediante señales en el suelo para limitar los espacios.

Todos los objetos personales como toalla, botes de crema, calzado de uso exclusivo para las piscinas o mochilas deben permanecer dentro del perímetro de seguridad establecido, y se debe evitar el contacto con el resto de usuarios.

Se deberá limpiar y desinfectar las zonas de estancia y de tránsito de los bañistas al menos dos veces al día, y la del mobiliario después de cada uso con lejía a una dilución 1:50.

Se valorará instalación por instalación la posibilidad de prohibir el uso de tumbonas o hamacas para evitar posibles contagios o separarlas los 2 metros de siempre y cuando se garantice que su uso no es compartido y que se garantice su adecuada desinfección.

Se reducirá el aforo de los vestuarios, se recomienda la clausura de las duchas de los mismos durante las fases de desescalada, y en un primer momento, se prohibirá realizar deportes colectivos, reuniones de más de diez personas y la utilización de todo tipo de infraestructuras como parques de juego e instalaciones deportivas.

Se recomienda, también, la clausura de las fuentes de agua durante las fases de desescalada, y se precintarán las zonas deportivas y zonas de juego dentro de las instalaciones de las piscinas hasta la correspondiente fase establecida para dichas zonas.

En relación con las saunas y spas, aunque la información científica disponible sobre la supervivencia del virus en distintas condiciones ambientales es escasa, sí indica una supervivencia reducida a temperaturas elevadas.

Sin embargo, existe una variación en su sensibilidad a la temperatura en función del tipo de superficie en la que se encuentre el virus, por lo que también en este tipo de instalaciones deben extremarse las medidas de limpieza y desinfección. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios