DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Coronavirus Cádiz: Cuenta atrás para el golf, el tenis… ¿Y el pádel?

  • Tras el regreso de la actividad física, el inicio de la fase 1, en una semana, se observa con dudas respecto a algunos deportes

Pistas de pádel del Complejo Deportivo Bahía Sur, en San Fernando. Pistas de pádel del Complejo Deportivo Bahía Sur, en San Fernando.

Pistas de pádel del Complejo Deportivo Bahía Sur, en San Fernando.

La entrada en vigor este sábado de la Orden Ministerial de Sanidad, de 30 de abril, para establecer las condiciones en las que las personas de 14 años en adelante pueden realizar actividad física no profesional al aire libre, marca un antes y un después desde que el Gobierno decretó el estado de alarma el pasado 15 de marzo por la crisis del coronavirus. La vuelta a los paseos y en concreto a la práctica deportiva, aunque sólo en contadas modalidades, representa sin duda un alivio en el confinamiento al que ha estado sometido el país como mejor manera de combatir la propagación de la pandemia.

El inicio de la desescalada hacia la nueva normalidad, sin embargo, motiva que surjan numerosos interrogantes. La Fase 0, en la que actualmente nos encontramos, dará paso en una semana, el próximo día 11 –salvo en la isla balear de Formentera y en las canarias de La Gomera, El Hierro y La Graciosa, en donde la medida se adelanta siete días, desde este lunes-, a una Fase 1 en la que se amplía el abanico de deportes que se pueden realizar, con normas generales que hay que respetar y que se han convertido en pilares de la lucha contra el Covid-19: el distanciamiento social y los buenos hábitos de higiene.

De este modo, además de salir a correr, montar en bicicleta, patinar, hacer surf o navegar en cualquier clase de vela ligera sin que se requiera desplazamiento en coche, entre otros, siempre de forma individual, durante unas franjas horarias que para la población de entre 14 y 70 años ha quedado fijada entre las 6:00 y las 10:00, y entre las 20:00 y las 23:00, a partir del 11 de mayo se abrirá la veda a otros deportes, hablando siempre del ámbito no profesional porque el profesional y federado mantiene sus propios plazos.

Las autoridades deben concretar en los próximos días para aclarar conceptos y evitar que la confusión lleve al incumplimiento

Así, al margen del uso de los espacios públicos, zonas naturales como el bosque y el campo, en los núcleos rurales, o la playa, en los términos costeros, en el nuevo paso de la desescalada entrarán en escena las instalaciones deportivas al aire libre, por supuesto sin presencia de público y únicamente para la práctica de actividades que no impliquen contacto. Igualmente, también podrán abrir sus puertas, con cita previa, centros deportivos que no impliquen contacto físico ni utilización de vestuarios.

A la espera de que en los próximos días las autoridades concreten qué se podrá hacer exactamente y qué no se podrá hacer en cuanto al deporte en la Fase 1, en principio todo apunta a que modalidades como el atletismo, el golf o el tenis no deberían tener problemas para formar parte de las incluidas en una lista o autorizadas, desde luego con matices relacionados con las reglas establecidas como pautas innegociables durante la emergencia sanitaria. Otras modalidades, en cambio, dan lugar a la controversia y cierta polémica por los criterios que se deben seguir.

En este sentido, cabe preguntarse, por ejemplo, qué pasa con el pádel. Por analogía con el tenis, en teoría si se practica en una pista al aire libre no debería haber problemas. Ahora bien, si se trata de mantener el distanciamiento, entonces aparecen las dudas. Porque el pádel se juega en parejas, y si bien es cierto que los dos oponentes del otro lado de la red se encontrarán siempre a varios metros, el compañero de campo sí que se hallará en ocasiones a apenas unos centímetros, llegando incluso a chocar el uno con el otro en según qué acciones. Ante esta tesitura, se antoja lógico cuestionarse si el pádel tal cual se puede practicar a partir del 11 de mayo.

No obstante lo anterior, la casuística invita a la reflexión. Porque, ¿qué pasa si juego con una pareja con la que convivo? La respuesta, en este caso, resulta evidente. Como lo es que la pista de pádel también se puede usar para enfrentarse en un uno contra uno que deja de ser pádel para convertirse en un sucedáneo. Y como la analogía procedía del tenis, conviene recordar que en el tradicional deporte de la raqueta también se admite la modalidad por parejas, que en las circunstancias actuales ofrece más que dudas razonables salvo que el compañero de campo sea conviviente.

Y como el mundo del deporte en la desescalada no acaba ni en el pádel ni en el tenis, preguntas de otro tipo o similares tienen cabida en actividades como el golf, que a todas luces se podrá practicar siempre y cuando se respeten las normas de distanciamiento, o el atletismo, también en buena lógica excluyendo un entrenamiento de relevos. Como casi todo en la vida, con mucho sentido común.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios