Provincia de Cádiz

Cae una red que vendía cientos de miles de productos anabolizantes

  • La Policía Nacional ha detenido a tres personas en Jerez y dos en Cádiz capital

Cientos de miles de anabolizantes, esteroides, medicamentos prohibidos, hormonas del crecimiento y productos nutricionales con ingredientes prohibidos. Es lo incautado por la Policía Nacional en una operación en la que han desarticulado dos organizaciones especializadas en la producción, venta y distribución de estos productos por internet o gimnasios en Andalucía, con una importante ramificación en Cádiz.

Hay cinco detenidos en la provincia, con la colaboración de la UDEV de la Comisaría Provincial. Son dos socios de un gimnasio jerezano (Eurogim), que supuestamente tenían un laboratotrio clandestino donde elaboraban y envasaban las sustancias prohibdias, y la novia de uno de ellos, y un hombre y una mujer que son pareja en Cádiz capital. El resto de arrestos, hasta 14, se han practicado en Granada y Málaga.

Según informó la Policía Nacional, la investigación comenzó el pasado año cuando se descubrió una compleja red de venta de sustancias anabolizantes a través de Internet. El centro de distribución y almacenaje se ubicaba en diversas naves industriales en Albolote (Granada). Esta organización utilizaba las múltiples posibilidades que ofrece la red para publicitar productos nutricionales importados de Estados Unidos. Sin embargo, paralelamente distribuían múltiples sustancias esteroides o anabolizantes que llegaban hasta los consumidores, normalmente culturistas, a través de gimnasios gestionados por miembros de la red o mediante envíos de empresas de paquetería urgente. Además de esta venta ilícita, adulteraban el contenido de complementos nutricionales y volvían a empaquetar el producto etiquetados imitando productos de mayor calidad.

Paralelamente a la investigación realizada sobre la red con base en Granada, se desarrolló otra sobre la venta ilícita de las mismas sustancias a traves de foros de internet.

Una vez establecido el contacto con personas que buscaban incrementar su rendimiento muscular, concretaban las ventas a través de sus correos electrónicos y ejecutaban las entregas mediante envío de paquetería postal urgente. Los investigadores comprobaron que, además de distribuir, los miembros del grupo se dedicaban a la elaboración de este tipo de sustancias. También se comprobó que ejercían labores de asesoramiento deportivo y nutricional, facilitando a los compradores indicaciones sobre la toma de los "ciclos", las cantidades a ingerir y tipos de anabolizantes alternativos. Había personas encargadas exclusivamente de gestionar los ingresos y blanquear los beneficios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios