Provincia de Cádiz

La vacuna de la gripe escasea en los centros de salud de Cádiz

  • Los servicios de farmacia en los distritos no logran satisfacer la demanda pese a que la Consejería de Salud ha suministrado este año el doble de dosis

  • El SAS insiste en que el suministro está garantizado para los usuarios más vulnerables

Dosis preparadas para la campaña de vacunación contra la gripe en Cádiz. Dosis preparadas para la campaña de vacunación contra la gripe en Cádiz.

Dosis preparadas para la campaña de vacunación contra la gripe en Cádiz. / Julio González

"Este año se ha vacunado de la gripe todo el que ha querido y no había vacunas para todo el mundo". De esta manera tan gráfica, un sanitario explica la situación actual por la que atraviesan muchos centros de salud de Cádiz, ante la preocupante falta de dosis para el usuario que la requiere en la actualidad.

Por lo pronto, hasta que el servicio de farmacia de los distritos sanitarios pueda abastecer de nuevo la demanda -en la actualidad está desbordado-, la primera decisión que se ha adoptado esta semana es redistribuir las vacunas existentes entre los distintos centros de salud gaditanos, para que nadie se quede sin ellas entre aquellos usuarios que la han solicitado este mes de noviembre, sobre todo entre la población de riesgo.

"¿Y en diciembre? En diciembre ya veremos, de momento no podemos dar cita para los primeros días, aún, porque no podemos garantizar el abastecimiento", añade este profesional del SAS, para agregar: "El problema es que la gente se ha asustado de tal modo con el coronavirus, que se ha vacunado más que nunca, y aunque vamos a intentar respetar las citas hasta el 30 de noviembre, toca esperar".

Son varios los sanitarios gaditanos que han denunciado a este medio en las últimas horas la escasez de vacunas contra la gripe en distintos centros de salud y hospitales como el Puerta del Mar, que en ocasiones, y tras consumir entre 500 y 600 dosis diarias, hay jornadas en las que no cuenta con ellas. "Por lo general -subrayan desde el hospital-, el problema se ha solucionado y no hace falta esperar más de 48 horas para que éstas lleguen, pero lo cierto es que este año cada vez llegan con más dificultad".

Vaya por delante que la Consejería de Salud ha suministrado este año el doble de dosis contra la gripe que cualquier otro año, "pero es que nadie pensaba que se iba a vacunar tantísima gente". A esto último ha ayudado, sin lugar a dudas, la brutal campaña de concienciación. Quizá lo que Salud nunca imaginó es que tuviera tanto éxito su llamada a vacunarse en masa.

Así lo corrobora un directivo del SAS, que asegura que "esta campaña estamos muy por encima de la media". En el hospital Puerta del Mar, por ejemplo, este año se ha vacunado más del 50% del personal, "y por lo general antes había que coger al profesional al vuelo para que se vacunara".

Lo mismo ha ocurrido con el resto de la población, que ha pedido cita en masa para vacunarse contra la gripe en los centros de salud, y en años anteriores apenas se vacunaban únicamente los mayores, a los que había que llamar por teléfono en muchas ocasiones.

Desde la Consejería afirman que no faltan vacunas para el usuario más vulnerable, empezando por los mayores y los que sufren algún tipo de patología, así como los propios sanitarios. Y los profesionales confían en que la actual falta de dosis obedezca a un problema puntual de distribución.

"En realidad no tendría que haber ningún tipo de problema de compra y distribución de la vacuna de la gripe", añaden las mismas fuentes. Pero lo cierto es que si en años anteriores lo habitual era devolver miles de dosis, este año ocurre justo al revés.

Algunos profesionales apuntan a que el problema ha estado en que este año, como cuando sobraban vacunas, "tampoco se ha filtrado" la administración de la vacuna tal y como está establecido: mayores de 65 años, personal sanitario, profesores, con patologías previas, vulnerables, cuidadores... "Hemos actuado como siempre, sin seguir los criterios, y nos hemos visto desbordados", agregan.

Lo más lamentable, en paralelo, es que no pocos usuarios acaban pagando el pato con los profesionales, a los que recriminan la falta de dosis con muy malos modos, visiblemente nerviosos, algunas veces entre insultos, cuando comprueban que no pueden administrársela tras llevarse varios días esperando después de pedir cita. Sólo cabe desear, como dice la Consejería de Salud, en que el problema de abastecimiento se solucione cuanto antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios