Provincia de Cádiz

Cádiz, la tierra prometida

  • En menos de dos años, entre la oferta pública y privada, se han anunciado proyectos en la Bahía con una inversión de 2.700 millones y más de 11.800 empleos · De éstos, 2.500 ya se han ido al traste

A juzgar por las intenciones anunciadas públicamente por las administraciones central y autonómica, amén de alguna que otra empresa privada, la preocupación por el desempleo en la provincia de Cádiz debería desaparecer hoy mismo.

Y es que, tras el cierre de la factoría de Delphi en Puerto Real, han sido decenas las empresas anunciadas para su ubicación en la Bahía y miles los puestos de trabajo que podrán crear, para satisfacción de los casi 140.000 desempleados gaditanos.

A día de hoy, son muchas las voces que ya no dudan en decir que hay muchos más parados que no son de Delphi y que no cuentan con las "ventajas" de formación y recolocación que están teniendo los casi 1.600 ex empleados de esta factoría. Pero lo cierto es que ellos tampoco tienen la culpa de sentirse unos privilegiados ya que, no hay que olvidar, perdieron su trabajo de 25 años de la noche a la mañana.

Tras ese drama colectivo, llegó la promesa de la administración autonómica y del mismo presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que "no dejarían abandonado a su suerte" a este colectivo.

Poco después comenzaban a llegar, en tropel, los anuncios de nuevas empresas. En total, desde el mes de noviembre de 2006 y hasta el horizonte del año 2011 (fecha de vigencia del Plan Bahía Competitiva), sólo para esta comarca gaditana se han anunciado empresas, proyectos y planes de reindustrialización que alcanzan una inversión de 2.718,1 millones de euros. Y, lo más importante, esa inversión supondrá la creación de 11.811 nuevos puestos de trabajo.

De todas ellas, dos de las iniciativas ambiciosas que quedaban al margen de los planes post-Delphi, no salieron adelante. Una de ellas fue el anuncio de crear en aguas gaditanas una factoría de crianza del mejillón, que contaría con una inversión de 10 millones de euros y crearía 500 empleos. Poco después, en octubre de 2007, Dragados Offshore anunciaba la consecución de uno de sus principales contratos, la construcción del proyecto MPF-1, con una inversión de 220 millones de euros y mano de obra para 2.000 trabajadores. La crisis por la que atravesaba el cliente noruego de Dragados dio al traste con esta espectacular actuación, y hubo que "enviar de vacaciones" a centenares de empleados.

Cosa distinta son los planes anunciados por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Industria. El cierre de Delphi fue interpretado por estas administraciones como una oportunidad para revitalizar la comarca gaditana con la llegada de nuevas empresas.

Sin entrar a discutir la buena intención de Gobierno y Junta, lo cierto es que los sucesivos anuncios de nuevos negocios y la creación de empleo se han sucedido desde poco después de que la multinacional norteamericana echara el cierre.

Primero fueron "cinco empresas que absorberían la mano de obra de Delphi en dos años" (lo dijo el consejero de Empleo, Antonio Fernández, en mayo de 2007). Poco a poco la lista fue aumentando, hasta llegar a las diez expuestas por el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, en sede parlamentaria. Diez empresas que crearían en la Bahía de Cádiz y localidades cercanas hasta un total de 3.400 empleos. Suma y sigue.

Tanto Fernández como Vallejo, e incluso el presidente de la Junta, Manuel Chaves, han insistido una y otra vez en que todas las empresas anunciadas estarán en marcha a lo largo de 2009. De momento, sólo dos (Gadir Solar y Sadiel) están en obras o ya instaladas.

Es curioso que muchas de estas firmas hayan anunciado sus planes e inicio de obras (casos de Aurantia o Génesis Solar) una vez que han sido anunciadas las subvenciones con las que contarán. Como ya publicó este periódico, entre la Consejería de Innovación (a través de la Agencia IDEA) y el Ministerio de Industria, estos negocios que ni tan siquiera están instalados tienen ya concedidos más de 92 millones de euros en ayudas e incentivos.

A todas estas empresas que llegarán " de la mano" de la administración, se les une más inversión pública: los 100 millones anuales del plan de reindustrialización del Ministerio de Industria, que seguirá vigentes hasta el año 2013. El pasado ejercicio, estos 100 millones (de los que sólo se agotaron 75) debían servir para crear, según anunciaron los responsables del Ministerio, 713 puestos de trabajo. Para este año 2008, se ha vuelto a repetir la experiencia, pero aumentando la partida hasta los 116 millones que, de nuevo, han de crear 478 nuevos empleos en la Bahía de Cádiz.

Junto a ello, el otro gran "plan" ideado por las administraciones para la zona es el Plan Bahía Competitiva: decenas de actuaciones enmarcadas entre los años 2007 y 2011, con un presupuesto de 1.600 millones de euros y que, entre otras cosas, preveía la creación de unos 2.000 puestos de trabajo.

Atlántica Composites es otra de las nuevas empresas que, aunque se instalará definitivamente en el polo aeronáutico del aeropuerto de Jerez, de momento ha sido "alquilada" en el parque TecnoBahía de El Puerto durante un año.

El pasado viernes, el consejero Vallejo anunció, en el marco del Consejo Económico y Social de Cádiz, que este mes culminaría la operación de ampliación de capital de Ficosa, elemento imprescindible para conseguir crear la sociedad Alestis. Esta firma se anunció para instalarse junto a la antigua factoría de Delphi, vinculada al sector aeronáutico, y la propia Junta dijo que podría llegar a crear 1.200 empleos, muchos de ellos procedentes de la antigua factoría de automoción. El problema es que, aún hoy, no ha sido creada la citada sociedad Alestis, a pesar de que ya en junio pasado se daba cuenta del acuerdo para instalarse en tierras gaditanas.

El último capítulo de la "masiva llegada de empresas" es el vivido con la acería de Celsa. El mismo día en el que el consejero de Innovación decía en Cádiz que existía un preacuerdo para su ubicación junto al poblado de Doña Blanca (en El Puerto), fuentes de esa misma empresa explicaban que el acuerdo estaba suspendido desde el mes de julio. Otros 3.000 empleos, de los previstos, que están en el aire.

Así las cosas, de los más de 11.800 puestos de trabajo que se atisbaban a finales de 2006, a día de hoy quedan en las previsiones unos 6.300 empleos. De conseguir que todas las empresas cumplan los planes anunciados por la Junta de Andalucía, sería un excelente impulso para reducir el desempleo en el sector industrial, que en el pasado mes de octubre, cerró con 9.663 parados en toda la provincia.

6.300

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios