Provincia de Cádiz

Bornos y Espera reclaman a la Junta una salida para sus proyectos de golf

  • Los alcaldes critican el bloqueo urbanístico que "está agotando" a los promotores

Los ayuntamientos de Bornos y Espera reclaman a la Junta de Andalucía que desbloquee sus proyectos turísticos y residenciales vinculados al golf después de una legislatura en la que no se han producido avances en la gestión de ninguna de las dos iniciativas y que "ha dejado agotados a los escasos inversores" interesados en estos municipios serranos.

La demanda formulada por el alcalde de Bornos, Fernando García (PP), y el regidor espereño, Pedro Romero (IU), se produce después de que la promotora Armoniza, con la que ambos mantienen convenios, haya aparcado sus inversiones en la provincia para centrarse en Panamá obligada por la burocracia y por la paralización de sus planes, según explicó la semana pasada Isidro Martín, vicepresidente de la firma. "Estamos igual o peor que cuando llegamos a Cádiz hace cinco años", declaró el empresario.

Los alcaldes de Bornos y Espera coinciden en criticar la "ineficacia" del decreto de golf aprobado por la Junta para regular este segmento. "Hemos estado muchos años pendientes del decreto y ahora nos encontramos a última hora con una normativa que no aclara nada y que vuelve a dejar cualquier decisión en manos de la discrecionalidad de la Junta", declaró ayer Fernando García.

La normativa supedita la aprobación de campos de golf con hoteles y viviendas a la elaboración de planes subregionales de ordenación (POT), que deben marcar las pautas urbanísticas de las comarcas andaluzas. El problema, es que los planes gaditanos no se han empezado, caso del POT de La Janda, y otros ni siquiera se han encargado, caso del de la Sierra. "Parecía que la Junta nos iba a ofrecer mecanismos y soluciones para sacar adelante nuestro plan y lo que nos encontramos es con más burocracia imposible de superar", opina Romero.

El alcalde de Espera ve "muy difícil" que su proyecto para construir un campo de golf con un hotel y varios centenares de casas en la finca Chupón "salga adelante". "No veo ninguna solución. Haría falta un giro total de las cosas. A los empresarios se les ha quitado la ilusión, igual que a nosotros. Si no tuvieran inversiones hechas ya se habrían ido y no pisarían Andalucía", sentencia Romero.

El regidor de Bornos, que maneja un proyecto similar con una inversión de 250 millones de euros, lamenta la "falta de atención" a "pueblos que se mueren por la despoblación y la falta de empleo y alternativas económicas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios