Provincia de Cádiz

El Ayuntamiento de Jerez liquida los 5,4 millones de la nómina de marzo

  • La delegada de Recursos recuerda que los problemas para afrontar los sueldos todos los meses se deben a la ausencia de despidos y a no subir los impuestos

Caras largas a primera hora de ayer a las puertas del Consistorio jerezano. Poco más de un centenar y medio de trabajadores municipales se concentraron en defensa de sus salarios, por lo "precipitado" de la convocatoria, según los sindicatos. Sus representantes volvieron a denunciar lo inestable de la situación y se adentraron con éxito en el interior del Ayuntamiento para reunirse con la delegada de Recursos, Ainhoa Gil. Horas más tarde, el gobierno municipal confirmaba un ingreso mediante el que se liquidaba, ocho días después de arrancar el mes, la nómina del pasado mes de marzo.

En una nota de prensa, el equipo que lidera la alcaldesa, Pilar Sánchez, recalcaba el desembolso: un total de 5,45 millones de euros para satisfacer el conjunto de salarios del Ayuntamiento y las empresas municipales. "Estamos realizando un extraordinario esfuerzo por cumplir con el pago de las nóminas", recordaba Ainhoa Gil en un comunicado de prensa. Del mismo modo, también aludía a "la apuesta de este gobierno municipal por el mantenimiento del empleo y la estabilidad de la plantilla" y, al tiempo, "actuamos responsablemente ante la ciudadanía al optar por no subir los impuestos, dada la situación de crisis y las dificultades económicas por las que están pasando muchos jerezanos, que no tienen por qué verse afectados por la situación de las arcas municipales".

Sindicatos como CGT, ATMJ y SIP encabezaron una concentración que el gobierno municipal "lamenta", pues, a juicio de la delegada socialista, "han mantenido una nueva concentración a pesar de que no se había cumplido el plazo en el que el Ayuntamiento se había comprometido a acometer el pago al completo de la nómina, que era esta semana". "Quiero agradecer el ejercicio de responsabilidad de las secciones sindicales que están actuando con coherencia y solidariamente con el resto de la ciudadanía", afirmó Gil, antes de arremeter contra la "impaciencia interesada de algunos representantes sindicales que remiten un comunicado sin confirmar que se fuese a cumplir el plazo sin abonarse las nóminas". "Faltan a la verdad, y cuando la realidad les contradice, no son capaces de reconocerlo", recriminó la edil socialista.

Si algunos en la calle volvieron a recordar que los constantes retrasos en el pago de los sueldos les están cosiendo a intereses bancarios y les hacen vivir cada mes en el alambre, Gil abogó por "mantener la calma". "Quiero recordar a todos los trabajadores municipales -abundó- que sus puestos no peligran; les pedimos un poquito de paciencia porque no se ha dejado de pagar ningún mes, y vamos a seguir trabajando en el cumplimiento de nuestros compromisos para mantener la plantilla a pesar de las dificultades, no todos los ayuntamientos y empresas pueden decir lo mismo, habiendo tenido que recurrir a despidos o a no pagar las nóminas".

El margen de confianza, en todo caso, será mínimo. Gabriel Cordones, portavoz del SIP y presidente de la junta de personal del Ayuntamiento, manifestó que "continuaremos con las medidas de presión mientras no cobremos al día; hay mucho malestar general entre los trabajadores, cansados de mentiras y desinformación". Tanto comité de empresa como junta de personal han acordado próximas reuniones para establecer un calendario de movilizaciones. "Si persisten los impagos, no nos dejan más opción que continuar movilizándonos", apuntó el representa de los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios