Provincia de Cádiz

La Audiencia juzga al dirigente de un club de fútbol por abusos a un menor

  • El fiscal solicita 16 años de prisión para el presidente de la entidad y la acusación particular ejercida por la familia del niño, 46

El presidente de un club de fútbol base de Sanlúcar será juzgado hoy en la Audiencia Provincial de Cádiz acusado de abusar sexualmente de un menor que jugaba en esa entidad. La Fiscalía solicita para el dirigente del club la pena de 16 años de prisión y la familia del niño, que ejerce la acusación particular, pide 46.

El escrito de calificación fiscal expone que entre julio de 2014 y julio de 2015 el procesado, entonces máximo responsable de un equipo de fútbol base de Sanlúcar, agredió sexualmente a un niño menor de 13 años.

El procesado se encuentra en prisión provisional desde hace casi dos años

Según la Fiscalía, en día no determinado, pero en todo caso entre finales de diciembre de 2014 y principios de enero de 2015, el acusado le propuso al menor ser portero de cadetes mientras ambos estaban en un bar de la citada localidad. A continuación, el que fuera presidente del club le dijo al chaval que lo acompañara al coche -que estaba aparcado en las inmediaciones del local- para enseñarle la equipación. Entonces, con intención libidinosa le cogió la mano y se la llevó a sus genitales pretendiendo que lo masturbara y diciéndole si quería echar un ratito con él.

En abril de 2015, prosiguen las conclusiones provisionales, el procesado propuso al menor ir a su domicilio para mostrarle una caña de pescar que había comprado. Le hizo subir a su habitación y, con similar ánimo libidinoso, le intentó bajar los pantalones para abusar de él. El niño se resistió y consiguió que el procesado le dejase abandonar la vivienda, si bien éste lo llevó a su casa en coche mientras le tocaba sus partes íntimas.

En día no determinado, pero en cualquier caso en el mes de mayo de 2015, el presidente del club de fútbol volvió a llevar al niño a su casa en coche, momento que aprovechó para realizarle tocamientos.

El escrito de calificación fiscal recoge que a principios de julio de 2015 el procesado dejó al chico conducir una moto con objeto de colocarse detrás de él para restregar sus genitales contra su cuerpo y así satisfacer su apetito sexual.

Un día después, el acusado volvió a llevar al niño a su casa en moto cuando, con idéntico propósito, intentó tocarle sus partes. El chaval se negó mientras que el dirigente del club le refería "te voy a poner en contra de tus amigos".

Finalmente, en hora no determinada, pero el 12 de julio de 2015, el acusado amenazó al menor con dejarlo fuera del equipo, lo agredió sexualmente y lo abofeteó.

El procesado permanece en prisión provisional desde el 17 de julio de 2015, día en el que los hechos saltaron a la luz pública toda vez que el menor relató estos episodios y se interpuso la correspondiente denuncia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios