Ana Fidalgo | Coordinadora del Instituo Andaluz de la Mujer en Cádiz “El pacto de Estado contra la violencia de género lo tenemos como evangelio”

  •  Ciudadanos ha puesto en manos de la psicóloga Ana Fidalgo el Instituto Andaluz de la Mujer en Cádiz, “un organismo que necesitamos y vamos a seguir necesitando”

Ana Fidalgo en su despacho del Instituto Andaluz de la Mujer en Cádiz. Ana Fidalgo en su despacho del Instituto Andaluz de la Mujer en Cádiz.

Ana Fidalgo en su despacho del Instituto Andaluz de la Mujer en Cádiz. / Fito Carreto

Ana Fidalgo fue la persona elegida por Ciudadanos para estar al frente del Instituto Andaluz de la Mujer en Cádiz con la llegada del nuevo gobierno en Andalucía. Consciente de que las políticas sobre la mujer están ahora en el punto de mira, asume que tiene una tarea “difícil” pero, afirma contundente que “no nos van a desviar de nuestro camino”.

–¿Le preguntan si el Instituto de la Mujer sigue funcionando?

–Bueno, sí que es cierto que desde algunos partidos de lanzó un mensaje de que prácticamente íbamos a desmantelar el IAM y nada más lejos de la realidad. El instituto no solo sigue igual, manteniendo su esencia, porque todo lo que estaba funcionando antes lo hemos mantenido; sino que además lo potenciamos y evidentemente el cambio se tiene que materializar en algunas cosas. Pero seguimos teniendo el mismo objetivo, porque Ciudadanos es un partido feminista, e incluso hemos aumentado el presupuesto y queremos explicar, en las asociaciones, en la universidad,... que es lo que hacemos, nuestros recursos, nuestros teléfonos con la línea 900 ,... Porque le seguimos teniendo el mismo respeto que antes y queremos seguir avanzando. El IAM lo necesitamos y lo vamos a seguir necesitando durante mucho tiempo.

–Entonces, ¿asegura que no ha habido recortes?

–El presupuesto para el IAM ha aumentado, el presupuesto para el teléfono de atención a la mujer, que se habló que se iba a sustituir por un teléfono de violencia intrafamiliar y que no ha sido así, porque es una atención directa a la mujer y con la mayoría de llamadas desgraciadamente por violencia de género, se ha aumentado en 400.000 euros (el teléfono es 900 200 999) . Estamos invirtiendo y entendemos que mejor. El pacto de Estado –contra la violencia de género-–lo tenemos como si fuera el evangelio, con una serie de ejes y medidas que tiene que implementar la comunidad autónoma, y que una parte la repartimos a otras consejerías porque creemos que la igualdad de genero es transversal.

–Pues el PSOE ha denunciado recientemente un tijeretazo de subvenciones a las asociaciones de mujeres.

–El IAM tiene tres líneas de subvenciones para proyectos, no para asociaciones. Una es para asociaciones sin animo de lucro con programas en riesgo inclusión, otro para federaciones de mujeres en proyectos de participación social e igualdad de genero y otro para la prevención de la violencia de género. Para la concesión, el Instituto de la Mujer ha seguido escrupulosamente la legalidad y no ha habido ningún tipo de interpretación política. De hecho, nos hemos ofrecido a todos colectivos cuyos programas han quedado fuera a reunirnos con ellos. A partir de ahora, lo que vamos a hacer es cambiar las bases reguladoras, que eran del PSOE, para se haga ajustada a derecho. Nos hubiera gustado contar con más asociaciones, porque uno de lo objetivos es fomentar el tejido asociativo y todos los proyectos eran maravillosos. Tenemos la provincia cubierta con 4 proyectos para entidades sin ánimo de lucro y tres de violencia de género y hay 81 proyectos en total, y además se ha aumentado el dinero.

"Nosotros tenemos clara la línea a seguir y cómo gestionar y no nos van desviar de nuestro camino”

–¿Es difícil estar al frente de un organismo cuyas políticas encomendadas se están poniendo en cuestión constantemente por un partido del que depende el Gobierno andaluz?

–Sí, lo tenemos difícil, y a la vez lo estamos afrontando. Hace unas semanas, la consejera, una de las personas más feministas que conozco, dijo en una entrevista que somos el dique de contención de VOX y no es fácil, es lo que tiene que estar en el centro. Pero nosotros tenemos muy claro la línea que queremos seguir y que el Gobierno de la Junta de Andalucía es un gobierno que se sustenta en un pacto entre dos partidos que son PP y Ciudadanos. Ellos lanzan su mensaje otra cosa es que a ti te influya y de verdad te puedo decir que desde que yo he llegado aquí he tenido tan claro cómo se tiene que gestionar. Ellos hace su juego político pero no nos van desviar de nuestro camino. No es fácil estar aquí sinceramente pero para mí es un regalo. Gracias al IAM y a las asociaciones hemos conocido muchos avances.

–¿Entonces de chiringuitos nada?

–Llamar chiringuitos a asociaciones y entidades que están trabajando desde hace un montón de tiempo, que he tenido la suerte de conocer a mujeres extraordinarias, que llevan año trabajando, y lo sé porque vengo del tejido asociativo, y dejando su propio dinero su esfuerzo, no lo permito. Eso sí que es populismo, aquí hay gente que trabaja y que lucha por una serie de ideales y aspiro a que esos mensajes se alejen. Nosotros no lo utilizamos.

–Cuénteme algún programa novedoso que quieran implantar ahora desde su organismo.

–Creo que el reto es la coeducación y se viene trabajando en el IAM de una manera muy potente. Hay unos recursos de coeducación maravillosos, un material fantástico y es importantísimo porque educas a niños y niñas en igualdad, para desarrollar su potencial, su capacidades plenamente sin estar encorsetados en estereotipos, en lo que se espera de ti. En eso se va a trabajar muchísimo, de hecho, ya hemos empezado. El año pasado presentamos un calendario coeducativo, una guía de lenguaje exclusivo, y tenemos en marzo un congreso de coeducación que queremos potenciar. Otra línea es la de fomento de igualdad que se ha avanzado mucho pero hay muchos por hacer con el techo de cristal y el suelo pegajoso. Ojalá se hubiera erradicado pero sigue existiendo, para que una vez por todas podamos llegar a los lugares de decisión. Y luego, otra línea, es en formación y empleo, que tenemos el programa Univergen, un programa para fomentar la empleabildiad de las universitarias, se desarrolla con las universidades públicas andaluzas y lo vamos a potenciar. Hemos hecho la primera reunión y a ver cómo podemos ir mejorándolo. Queremos demostrar las cosas trabajando y creo que lo estamos demostrando.

–Por lo que me cuenta y el interés en la coeducación, supongo que temerá al pin parental.

–El tema del pin parental es una polémica creada con fines partidistas que crea polémica y preocupación pero que desde la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación se ha dejado muy claro que no se va a dar ni un paso atrás. En las charlas se habla de respeto, de libertad, de igualdad dentro de la diversidad y de tolerancia, valores universales que, además, se recogen en nuestra Constitución. Y tenemos una Ley de Educación que cumplir y con la que estamos totalmente de acuerdo. Estos temas no se deben usar con fines partidistas porque son cuestiones que afectan a toda la Ciudadanía. Educar en igualdad es apostar por una sociedad igualitaria e inclusiva. Además, ya hay actualmente instrumentos que garantizan la libertad de madres y padres en relación a la educación de sus hijas e hijos. Hay una programación anual que se aprueba en el Consejo Escolar donde las madres y los padres están representados democráticamente. Existen madres y padres delegados de aula que consultan con los tutores todas las actividades complementarias que se realizan, es más, si hay alguna actividad en la que dudan, pueden reclamar ante la Dirección del centro y la inspección educativa. La participación de las madres y padres es muy importante y valorada en Educación.

El trato discriminatorio traspasa ahora las pantallas, con las nuevas tecnologías, y es terrible”

–¿Qué es lo que más le impactó cuando vio aquí la realidad?

–Pues que aunque se ha avanzado hay mucho por avanzar. Por ejemplo, me llamó la atención la situación de muchas personas mayores, porque cuando se habla de violencia de genero o desigualdad, en las campañas a la mujeres se dedica a la mediana edad, pero las más mayores tienen una situación muy compleja, con una vida hecha y algunas no tienen recursos. Y luego, por supuesto, la juventud, como se perpetúan comportamientos.

–¿Es para preocuparse mucho esa repetición de clichés en los jóvenes?

– Sí y ahora es mucho peor, porque hemos introducido las nuevas tecnologías. Todo ese trato discriminatorio traspasan las pantallas y se cuela en el mundo digital y es terrible, se viraliza y muchas veces y es anónimo. A veces las chicas no saben que recursos tienen para luchar contra eso, y a mí me preocupa muchísimo. Además una de las cosas que nos hemos quedado muy impactados es con chicas que nos han llegado maltratadas por el mismo chaval. Y eso también nos hace reflexionar y pensar que hay que llegar los chicos, a los hombres.

–Los últimos datos conocidos sobre agresiones sexuales del Ministerio del Interior hablaban de un aumento de las denuncias.

–La lectura que se puede hacer de esos datos es que también se denuncia más y antes se mantenía en el ámbito de lo privado. Se ve también en las cifras de los asesinatos machistas, que las mujeres que denuncian es la minoría y hay que denunciar. Es difícil, por eso nosotros atendemos aquí a mujeres sin denuncias pero hay que decirle a la sociedad que estamos aquí para protegerlas, que vengan, que vayan a los ayuntamientos -donde mantenemos los centros de información-, a su comunidad educativa,... El IAM ha atendido en Cádiz a 4.215mujeres durante el primer semestre de 2019 de las que 1.174 lo hizo por violencia de género.

–¿Cuánta importancia tiene para usted diferenciar entre violencia de género y violencia intrafamiliar?

– Es distinta y así está recogido en normativa. Es verdad que es un tema que sale cuando estás en conversaciones pero la violencia machista, y así lo recoge la ONU , la UE, nuestra propia normativa, es una violencia sobre la mujer por el hecho de ser mujer y la intrafamiliar es otra, también recogida. Porque de hecho hay datos segregados a nivel estatal de las dos y la violencia machista existe desgraciadamente y tiene una causa diferenciada.

–¿Cádiz es machista?

– Vivimos en una cultura que todavía es machista. Los llamados micromachismos, que me incomodan y me molestan, lo vivimos todos los días y lo tenemos asimilado. Creo que normativamente tenemos mucho avanzado, tenemos leyes maravillosas y en Andalucía más pero en el día a día todavía queda mucho machismo y a día de hoy necesitamos el Instituto Andaluz de la Mujer. Repito, lo necesitamos y lo vamos a seguir necesitando durante mucho tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios