Provincia de Cádiz

Airtificial estudia ampliar capital para enjugar sus pérdidas

  • El presidente de la empresa, Rafael Contreras, compra el 2% de las acciones a Black Toro Capital a un precio un 50% superior a su valor de mercado

El presidente de Airtificial, Rafael Contreras, en el estreno de la empresa en bolsa. El presidente de Airtificial, Rafael Contreras, en el estreno de la empresa en bolsa.

El presidente de Airtificial, Rafael Contreras, en el estreno de la empresa en bolsa. / M. G.

Airtificial estudia una ampliación de capital para reforzar su balance después del fuerte ajuste contable que le ha llevado a presentar más de 28 millones de euros en pérdidas durante el primer semestre del año. La operación tendría un importe de al menos 15 millones de euros, según ha adelantado el diario Expansión.

La compañía surgida de la fusión de Inypsa y Carbures ha admitido que "tiene en estudio una operación de esa naturaleza, sin que hasta la fecha se haya adoptado decisión alguna", según indica un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores

La ampliación de capital es otra muestra del golpe de timón en la gestión de Airtificial que ha supuesto el nombramiento de Javier Martín como vicepresidente ejecutivo hace apenas un mes. Una de sus primeras decisiones ha sido hacer un ejercicio de realidad y provisionar 25 millones de euros para ajustar el valor en libros de varios activos así como el impacto de una multa de 3,2 millones de euros en Estados Unidos.

La clave es si los accionistas actuales acudirán a la ampliación de capital, porque de no hacerlo, verán diluida su participación en el accionariado. Según Expansión, los accionistas significativos procedentes de Inypsa están dispuestos a respaldar la ampliación. Se tratarían de Leonardo Sánchez-Herrero (titular 15,1% de las acciones de Airtificial), el histórico periodista Lalo Azcona (7%) y María Paz Pérez Aguado (3%). 

Los principales accionistas procedentes de la antigua Carbures aún no se habrían pronunciado. Se trata del fondo de capital riesgo Black Toro Capital, que hasta este martes tenía el 23% de las acciones, y el presidente de Airtificial, Rafael Contreras, que contaba con el 5% del capital.

Sin embargo, este reparto se ha modificado este miércoles. Rafael Contreras ha elevado su participación hasta el 7,2% tras comprar el 2% a Black Toro Capital, según ha informado la compañía en un comunicado. La peculiaridad de esta operación es la fuerte prima que ha recibido Black Toro Capital. Contreras ha adquirido las acciones a un precio de 0,18 euros por título, un 50% por encima de su valor al cierre de la sesión bursátil del martes.

Airtificial asegura que esta operación "forma parte de la estrategia inicial y de visión de valor de Black Toro Capital, que se fijó en el momento de entrar en la compañía". Por su parte, el presidente de Airtificial justifica su decisión en que la empresa "inicia una nueva etapa con un plan de crecimiento a medio y largo plazo". "Quiero mostrar mi apoyo absoluto a nuestro posicionamiento estratégico y a nuestro nuevo plan operativo con esta nueva compra de acciones", señala Rafael Contreras.

En cuanto a su intención de acudir a la ampliación de capital, la empresa se ha limitado a señalar que cuenta con el respaldo de sus accionistas, "retieradamente manifestado, si bien, como es natural dado el estado de la eventual operación, no ha llegado el momento de que se adopte compromiso de esa clase por ninguno de ellos".

La decisión de estudiar una ampliación de capital y la operación de compra de acciones de Rafael Contreras fueron recibidas de forma positiva por los inversores. Las acciones de Airtificial cerraron la sesión de este miércoles con un avance del 2% respecto al martes, aunque los títulos llegaron a revalorizarse más de un 5% durante la jornada.

Relación con Torrot

La operación llega en un momento turbulento para Rafael Contreras y Black Toro Capital por su vínculo con otro proyecto relacionado con Cádiz, el de la futura fábrica de Torrot en la Zona Franca de la capital. Rafael Contreras era el presidente de Torrot mientras que su primo Iván ejercía de consejero delegado hasta este martes. Por su parte, Black Toro Capital era el principal accionista de Torrot GasGas después de que la rescatara en 2014 de la quiebra.

El proyecto de Cádiz ha sufrido un parón técnico de "entre tres y seis meses" como consecuencia de un incendio que afectó en mayo a la planta matriz de Torrot en Salt (Gerona) y que ha paralizado la producción. En este intervalo, Black Toro Capital ha firmado un acuerdo con la empresa austriaca KTM para ceder el 60% de la marca GasGas, que fabrica motos con motor de combustión, en la planta gerundense. Este pacto no abarca al proyecto de Cádiz, en el que se prevé fabricar un triciclo eléctrico denominado Velocípedo, para lo que Torrot había recibido 8,2 millones de euros en ayudas del Plan Reindus.

El retraso ha generado una gran inquietud en Cádiz por la viabilidad de la futura factoría. No obstante, la empresa insiste en que mantiene su interés en el proyecto, aunque ha decidido relevar al hasta ahora consejero delegado de Torrot, Iván Contreras, -a su vez, primo de Rafael Contreras- y sustituirle por Enrique Sanz, director de Operaciones de Black Toro Capital y especialista en reestructuraciones empresariales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios