Provincia de Cádiz

Absuelto de maltrato a su esposa tras 9 meses en prisión preventiva

  • La denunciante, vecina de Algeciras, se negó a declarar en el juicio a su marido

La Audiencia Provincial de Cádiz ha absuelto a un vecino de Algeciras acusado de maltrato habitual a su esposa y de intentar agredirla sexualmente que ha permanecido casi nueve meses en prisión preventiva. El procesado fue denunciado por su cónyuge a finales de diciembre del año pasado pero la mujer se acogió a su derecho a no declarar por razón de parentesco y se negó a pasar por el estrado como testigo en el juicio celebrado a mediados del pasado septiembre. La sentencia afirma que no hay prueba alguna de que sean ciertos los hechos que la supuesta víctima relató cuando denunció a su marido.

El acusado ingresó en prisión el pasado 28 de diciembre, dos días después de que su esposa asegurase que su marido la había amenazado con un cuchillo y había tratado de obligarla a mantener relaciones sexuales. La Fiscalía solicitaba para el procesado seis años de prisión por tentativa de agresión sexual y por maltrato habitual en el ámbito familiar. El pasado 18 de septiembre, al término del juicio celebrado en la Sección Tercera de la Audiencia, en la capital gaditana, el procesado fue puesto en libertad.

La sentencia, de la que ha sido ponente la magistrada Ana María Rubio Encinas, explica que la esposa del procesado denunció en su día que su marido llegó a casa, en Algeciras, le dio un empujón, la tiró sobre un sofá e intentó quitarle la ropa para mantener relaciones sexuales. Como ella se negaba, el procesado le dijo que se iba a enterar y entonces cogió un cuchillo de la cocina y se lo puso al cuello, según el relato que hizo la mujer. Hubo un forcejeo, añadió la denunciante, ella logró arrebatarle el cuchillo y luego él trató de golpearla con una guitarra, pero no lo consiguió porque sus hijas llegaron en ese momento al domicilio y, con ayuda de los vecinos, llamaron a la Policía.

La resolución señala que los únicos testigos que declararon en el juicio fueron dos policías locales de Algeciras que elaboraron el atestado y que se limitaron a recoger las declaraciones que hizo entonces la denunciante. Pero no acudieron al juicio, agrega, los agentes que se personaron en el domicilio de la supuesta víctima y tampoco los vecinos que llamaron a la Policía ni las hijas de la denunciante. No hay prueba de cargo que pueda sustentar una condena, sostiene el tribunal, ya que los policías que declararon en el juicio son testigos indirectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios