Mundo

Los cinturones explosivos de los atentados del 13-N fueron hechos en Bruselas

  • La Fiscalía confirma el hallazgo de rastros de peróxido de acetona y tres correas hechas a mano en un piso alquilado donde se cree que se ocultó el terrorista huido Salah Abdesalam.

La Fiscalía de Bélgica confirmó este viernes el hallazgo en un apartamento del distrito bruselense de Schaerbeek de rastros de explosivos y tres cinturones como los utilizados en los atentados del 13 de noviembre en París, así como una huella dactilar de Salah Abdeslam, el principal sospechoso huido. 

El fiscal federal indicó que el pasado 10 de diciembre durante el registro de un apartamento del tercer piso de la calle Bergé, en Schaerbeek, se encontró material que puede ser empleado para fabricar explosivos, así como rastros de TATP (peróxido de acetona)", señaló en un comunicado. 

La vivienda fue alquilada por una persona con identidad falsa que "podría ser una de las que ya se encuentran bajo custodia en este caso", agregó. También se hallaron "tres cinturones" hechos a mano que podrían haber sido "utilizados para transportar explosivos", así como "una huella dactilar de Salah Abdeslam", en busca y captura internacional. Se cree que la vivienda sirvió "de escondite" a Abdeslam después de los atentados de París., así lo atestiguan los medios belgas "De Standaard", "Het Niewsblad" y "Het Laatste Niews".

El Ministerio Público confirmó estas informaciones después de que varios medios indicaron que los cinturones explosivos que llevaban los presuntos terroristas de los atentados del 13 de noviembre en París fueron hechos en una vivienda de Schaerbeek. Aunque los detonadores habrían sido añadidos a los dispositivos explosivos en un hotel cercano a París (Alfortville), donde Abdeslam había reservado dos habitaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios