Mundo

Los 27 están abiertos a ampliar el periodo de transición del ‘Brexit’

  • May ha abierto la puerta a esta posibilidad para desbloquear las negociaciones y evitar una salida sin acuerdo

  • Irlanda pide consenso para evitar una frontera física con su vecina del norte

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla con la primera ministra británica, Theresa May, el jueves al comienzo de la segunda jornada consecutiva de la cumbre europea de Bruselas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla con la primera ministra británica, Theresa May, el jueves al comienzo de la segunda jornada consecutiva de la cumbre europea de Bruselas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla con la primera ministra británica, Theresa May, el jueves al comienzo de la segunda jornada consecutiva de la cumbre europea de Bruselas. / Olivier Hoslet (EFE) (Bruselas)

Comentarios 1

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, consideró este jueves que los líderes de la Unión Europea (UE) estarían abiertos a ampliar el periodo de transición del Brexit si la primera ministra británica, Theresa May, cree que esto ayudaría a la finalización del acuerdo para la marcha británica de la UE.

"Si Reino Unido decide que extenderlo ayudaría a alcanzar un acuerdo, los líderes estarían preparados para considerarlo positivamente", dijo Tusk en una rueda de prensa tras la cumbre europea de octubre.

May abrió el miércoles la puerta a esta idea como forma de desbloquear las negociaciones del Brexit y para garantizar que se pueda evitar una frontera física entre Irlanda del Norte (parte del Reino Unido) y la República de Irlanda, asunto que sigue siendo el principal obstáculo para cerrar el acuerdo.

También el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, consideró que se trata de "una buena idea" aunque "no la mejor que han tenido" y dijo que "probablemente sucederá".

"Nos da margen para preparar la futura relación de la mejor manera posible y estoy convencido de que bajo el liderazgo de Donald (Tusk) encontraremos un acuerdo", afirmó Juncker. El presidente del Ejecutivo comunitario afirmó que la base con la que está trabajando no es el escenario de un Brexit sin acuerdo, algo que sería "peligroso".

"Lo que puedo decir hoy es que estamos de mucho mejor humor que tras (la cumbre de) Salzburgo", recalcó Tusk, en referencia a la reunión informal en la ciudad austríaca en la que los líderes de los Veintisiete tumbaron la propuesta británica conocida como Chequers, y tras la que ambos bloques se distanciaron más que nunca.

Tusk recalcó que la duración concreta del periodo de transición no se debatió en la cena de trabajo de los Veintisiete, si bien los líderes confirmaron que quieren continuar las negociaciones con un "espíritu positivo", y aseguró que está dispuesto a convocar una cumbre extraordinaria "si y cuando" se alcanza el progreso necesario en las conversaciones.

La posibilidad de ampliar el periodo de transición fue la principal novedad que presentó el miércoles May a los Veintisiete en su declaración sobre el Brexit antes de la cena de trabajo, si bien los líderes declinaron comentar esta propuesta de forma individual y se remitieron a su apoyo sin fisuras al negociador jefe comunitario, Michel Barnier.

Según fuentes comunitarias, esta prolongación del periodo de transición podría conllevar que el Reino Unido tenga que abonar una cantidad económica en concepto del coste de disponer de más tiempo cuando esto no estaba presupuestado previamente, una posibilidad a la que los líderes no hicieron referencia tras la reunión y a la que aún no se han puesto cifras concretas.

May admitió este jueves que las negociaciones serán "más duras" a medida que se acerque el final de las conversaciones, pero confió en lograr "un buen acuerdo" con el club comunitario.

"Siempre iban a ser negociaciones duras y siempre van a hacerse más duras a medida que llegamos a las fases finales de las negociaciones", comentó la mandataria en una rueda de prensa posterior a la cumbre de lideres de los Veintiocho que concluyó ayer en Bruselas.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, instó el jueves por su parte a lograr un acuerdo para evitar una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte "en caso de que las cosas vayan mal" y alertó sobre el "riesgo real de una vuelta a la violencia" propiciada por la salida británica de la UE.

En declaraciones a los medios tras la reunión con los líderes europeos, Varadkar aseguró que confía en que se llegue a un acuerdo antes de la fecha en la que acaba el periodo de transición, el 31 de diciembre de 2020, y dijo que Irlanda necesita que, si "algo va mal", haya un "plan legalmente operativo que asegure que no haya una frontera física estricta". La frontera irlandesa es el principal escollo ante el acuerdo sobre el Brexit y, si bien Londres y Bruselas quieren evitar levantar un límite físico entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, no consiguen consensuar cómo hacerlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios