Última hora Ya están a la venta las entradas para el segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Reino Unido

Victoria a medias de Johnson en el Parlamento británico con su acuerdo para el 'Brexit'

Boris Johnson, en la Cámara de los Comunes británica. Boris Johnson, en la Cámara de los Comunes británica.

Boris Johnson, en la Cámara de los Comunes británica. / Jessica Taylor, EFE

La Cámara de los Comunes dio este martes su respaldo preliminar al acuerdo del Brexit que ha negociado con la Unión Europea (UE) el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson. Por 329 votos a favor frente a 299, la ley que implementa los términos de salida del bloque comunitario superó el primer trámite parlamentario, aunque afronta todavía diversos obstáculos antes de poder recibir el visto bueno definitivo.

Por primera vez, una mayoría de diputados se mostró a favor de unos términos de salida de la UE, más de tres años después del referéndum de junio de 2016 en el que el 51,9% de los votantes optaron por el Brexit. El Parlamento había rechazado a principios de este año en tres ocasiones el pacto al que llegó con Bruselas la anterior primera ministra, la también conservadora Theresa May.

Uno de esos obstáculos es el procedimiento de urgencia por el que Johnson quería tramitarlo en el Parlamento. Y esa votación no la ha ganado, así que el primer ministro ha decidido poner en pausa la ratificación. Afirmó que esperará a que la UE decida si establece una extensión del plazo de salida del bloque más allá del 31 de octubre para determinar si reactiva la tramitación de la ley que implementará el acuerdo.

La Cámara de los Comunes rechazó acelerar los plazos para que el texto recibiera el visto bueno definitivo de la cámara baja en tan solo tres días, como quería el jefe de Gobierno. Ese calendario era el único con el que Johnson pensaba que podía sacar al Reino Unido de la UE a finales de este mes, sin necesidad de retrasar una vez más la fecha de salida.

Sigue con los preparativos para un posible 'Brexit' sin acuerdo

El mandatario conservador se declaró "decepcionado porque la cámara haya votado otra vez por un retraso, en lugar de aceptar un calendario que habría permitido salir con un acuerdo el 31 de octubre". Johnson se vio forzado por los diputados a pedir esta semana una prórroga a Bruselas, aunque los líderes comunitarios todavía no han emitido una respuesta a su solicitud.

Ante esa situación, aseguró que mantendrá en marcha los preparativos para un eventual Brexit no negociado la próxima semana, si bien insistió en que sus planes pasan por abandonar la UE sobre los términos que respaldó el Parlamento británico. "Hace tan solo unas semanas, prácticamente nadie creía que podríamos reabrir el acuerdo y nadie pensaba que podríamos lograr la aprobación de esta cámara para un nuevo pacto", dijo Johnson. "No deberíamos pasar por alto la importancia de este momento", recalcó el primer ministro.

Johnson, que ha obtenido una cómoda mayoría de 30 diputados, desea concluir la tramitación de la ley que ratificará su acuerdo en la cámara baja este jueves, con el objetivo de llegar a tiempo a que el Reino Unido salga de la UE en la fecha prevista, el 31 de octubre. Para validar ese procedimiento de urgencia, sin embargo, necesita de nuevo el beneplácito de los Comunes.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se mostró por su parte favorable a pactar un "calendario razonable" con los conservadores para tramitar la norma. Si el Gobierno decide reactivar el proceso de ratificación, el texto deberá someterse todavía a la fase de enmiendas en la Cámara de los Comunes.

Entre los planes que han avanzado los diputados se encuentra una cláusula que condicionaría la aprobación definitiva del acuerdo a un referéndum de confirmación. También se baraja la posibilidad de que la oposición presente una enmienda para obligar al Reino Unido a permanecer en la unión aduanera comunitaria, lo que contravendría los términos del pacto de Johnson y pondría en un aprieto al Gobierno.

Rechazo del norirlandés Partido Democrático Unionista

Al negociar que el país abandonará el área aduanera de la UE, el primer ministro ha aceptado que se establezcan controles aduaneros entre Irlanda del Norte y el resto del país. Esa disposición precipitó que el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio parlamentario de los conservadores, anunciara su oposición al tratado de salida y ahora votara en contra.

La retirada del apoyo de los diez diputados del DUP quedó compensada, sin embargo, con los 19 laboristas que se alinearon con el Gobierno. Ese grupo de parlamentarios, elegidos por circunscripciones favorables al Brexit, ha sugerido en las últimas semanas que no quieren ser vistos por sus votantes como los responsables de retrasar una vez más la ruptura con la UE. Por ello, divulgaron una carta este mes en la que se mostraban favorables a respaldar un pacto y ejecutar un divorcio negociado.

Apoyo del primer ministro irlandés

El primer ministro de la República de Irlanda, Leo Varadkar, afirmó que está satisfecho con el respaldo parlamentario que ha recibido el acuerdo de Johnson. El empujón definitivo al texto se produjo durante una reunión que él y Johnson mantuvieron hace dos semanas en una apartada mansión a las afueras de Liverpool. Tras una conversación de varias horas, Varadkar convocó a los medios para expresar su optimismo sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo, cuando hasta entonces había asegurado que albergaba pocas esperanzas de acercar posiciones.

En la versión final del pacto que los 27 socios comunitarios firmaron la semana pasada, se estableció una solución alternativa para evitar una frontera entre las dos irlandas, el espinoso asunto que ha minado las conversaciones entre el Reino Unido y la UE durante varios años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios