Mundo

Estados Unidos ridiculiza la tesis de la conspiración anti-Chávez

Hugo Chávez murió el martes convencido de una presunta conspiración en su contra orquestada desde EEUU, una acusación ridiculizada por Washington pero que, según afirmaron ayer distintos expertos, nació de la acritud de las relaciones bilaterales. El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó durante una intervención televisiva que "enemigos históricos" del país "buscaron el punto para dañar la salud" de Chávez, y pidió que una comisión científica eventualmente investigue si "fue atacado".

En respuesta, un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, tachó de "absurda" la acusación y rechazó que Washington esté "involucrado en cualquier tipo de conspiración para desestabilizar" a Venezuela.

Manuel Suárez-Mier, profesor de American University y columnista del diario mexicano Excelsior, opina que "es típico de los regímenes populistas el recurrir a explicaciones mágicas y a teorías de conspiración". "Siempre hay una teoría de complot: Domingo Perón en Argentina, Andrés Manuel López Obrador, en México... es una combinación de ignorancia y paranoia. Para quedar bien con el pueblo que dicen representar, recurren a estas teorías para culpar a otros de sus fracasos".

"Hay toda una historia negra de EEUU en América Latina, pero es bastante antigua; los intentos documentados de asesinar a Fidel Castro, por ejemplo, son una comedia de errores magnífica, y el caso es que los populistas achacan a sus enemigos políticos sus fracasos. EEUU dejó de ser el imperialismo yanqui hace rato", puntualizó.

Pero Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Investigación Económica y Política en Washington, señaló que EEUU "en realidad hizo todo lo que pudo para deshacerse" de Chávez, e incluso ha dado apoyo político y económico a la oposición "y sigue haciéndolo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios