Mundo

Turquía bombardea objetivos del PKK en el norte de Iraq causando al menos 40 bajas

  • El ataque se produjo en respuesta al que la milicia kurda perpetró el domingo. Unos 18 policías turcos han muerto en otros tres atentados.

La aviación turca bombardeó intensamente durante la madrugada numerosos objetivos del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, en el norte de Iraq, en respuesta al ataque que la milicia lanzó el domingo en Daglica, en el sureste turco. Según la agencia semipública Anadolu, las Fuerzas Aéreas turcas lanzaron 130 bombas contra 20 objetivos y en esa operación mataron entre 35 y 40 milicianos.

La agencia kurda Firat, cercana al PKK, confirmó el bombardeo pero sin informar sobre bajas. La operación aérea, en la que participaron 35 cazas F-16 y 18 F-4, arrancó a las 20:00 del lunes y duró hasta las 02:00 del martes, informó Anadolu. Los aviones bombardearon varios puestos de la guerrilla en los montes Kandil, donde el PKK tiene sus cuarteles generales, y áreas adyacentes. Además, persiguieron a entre 20 y 25 milicianos que se retiraban a Iraq desde Daglica, en la provincia turca de Hakkari (sureste de Turquía), donde se produjeron intensos combates el domingo.

El ataque del PKK en Daglica con la explosión de dos minas a los que siguió un tiroteo, mató a 16 soldados y ha causado una conmoción en Turquía, al ser el incidente más grave desde que Ankara y la guerrilla rompieron en julio pasado el alto el fuego proclamado en marzo de 2013. El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, asistirá al funeral de los 16 militares fallecidos, entre ellos un comandante de las fuerzas especiales turcas, que se celebrará en la ciudad suroriental de Van.

El PKK mata a 18 policías en tres ataques

Por otra parte, al menos 18 policías turcos murieron en tres ataques perpetrados por la guerrilla PKK en diferentes puntos de Turquía. 14 policías murieron al estallar una mina mediante control remoto cerca del paso fronterizo de Dilucu que comunica Turquía con Azerbaiyán, muy cerca de la frontera con Irán. El vehículo que transportaba a los agentes quedó completamente destruido en el incidente.

Además, en la ciudad de Cizre, en el sur de Turquía, cerca de las fronteras con Siria e Iraq, murieron tres agentes de policía que fueron atacados hacia la pasada medianoche cuando viajaban en un vehículo blindado. Otros cinco policías resultaron heridos en ese mismo ataque de Cizre, una ciudad que está bajo toque de queda desde el pasado viernes y donde la organizaciones juveniles del PKK han montado barricadas en numerosas calles.

Según informaciones de diputados del partido pro-kurdo HDP, no confirmadas oficialmente, en Cizre murieron además cuatro civiles en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y los familiares de las víctimas aún no han recibido permiso para enterrarlos. El líder del HDP, Selahattin Demirtas, denunció en declaraciones a la prensa que "se mata a los niños de Cizre, incluyendo bebés". "El primer ministro (Ahmet) Davutoglu entrará en la historia como el jefe de Gobierno que no permitió enterrar a un niño. Una niña de 12 años de edad sigue en una morgue", aseguró el diputado kurdo. Demirtas acusó al Gobierno de permitir que niños turcos y kurdos mueran en las calles solo para mantenerse en el poder.

En otro incidente, supuestos miembros del PKK mataron a un policía que viajaba en su coche por la carretera de Erzincan a Tunceli, en el centro oriental del país. El agente, que iba acompañado de su hija, intentó dar la vuelta al percatarse de un control de milicianos armados en la carretera. Sin embargo, éstos abrieron el fuego contra su vehículo con armas automáticas, hiriendo mortalmente al policía, mientras que su hija sólo sufrió daños leves, informa el diario Hürriyet.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios