Mundo

Trump amenaza a Irán con las "sanciones más duras de la historia"

  • EEUU impone drásticas condiciones para llegar a un nuevo acuerdo nuclear con del régimen de Teherán

Pompeo, secretario de Estado, felicita a Gina Hasel, nueva directora de la CIA, en presencia de Trump y Pence. Pompeo, secretario de Estado, felicita a Gina Hasel, nueva directora de la CIA, en presencia de Trump y Pence.

Pompeo, secretario de Estado, felicita a Gina Hasel, nueva directora de la CIA, en presencia de Trump y Pence. / Mark Wilson / efe

Estados Unidos impuso ayer 12 drásticas condiciones para llegar a un nuevo acuerdo con Irán sobre sus programas nuclear y balístico, y advirtió que, mientras Teherán no se preste a ello, le impondrá unas sanciones "sin precedentes, las más duras de la historia", destinadas a debilitar el régimen iraní y cambiar su comportamiento. El nuevo secretario de Estado, Mike Pompeo, enumeró una serie de exigencias a Teherán.

"Irán no tendrá nunca más carta blanca para dominar Oriente Próximo", garantizó Pompeo. Dos semanas después de que Donald Trump anunciara la retirada del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 junto a Irán y otras cinco potencias, Pompeo aseguró que su Gobierno no está dispuesto a "renegociarlo". En su lugar, Washington quiere alcanzar con Teherán un "tratado" -ratificado por el Congreso- que no sólo aborde el programa nuclear, sino también otros temas difícilmente aceptables para Irán.

En el plano nuclear, Irán "debe declarar completamente al OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) las anteriores dimensiones militares de su programa atómico, y abandonar ese trabajo permanentemente y de forma verificable", afirmó Pompeo. También tiene que "proporcionar al OIEA un acceso incondicional a las instalaciones (nucleares) en todo el país", además de "acabar con el enriquecimiento de uranio y no buscar nunca un reprocesamiento de plutonio", cerrando su "reactor de agua pesada".

La lista se completa con exigencias relacionadas con las actividades iraníes en Oriente Próximo: el fin de su apoyo al grupo libanés Hezbola, a los palestinos Hamas y Yihad Islámica, a las milicias chiíes en Iraq y a los hutíes en Yemen, además de a los talibanes en Afganistán y a Al Qaeda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios