Mundo

Merkel ve "injustificable" que Erdogan hable de "prácticas nazis" en Alemania

La tensión entre Ankara y Berlín se reavivó ayer después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusara a Alemania de recurrir a "prácticas nazis", una recriminación que la canciller Angela Merkel tachó de "triste", "muy grave" e injustificable.

"Las comparaciones con el nacionalsocialismo llevan sólo a minimizar el inconcebible sufrimiento que produjeron los crímenes contra la humanidad" de ese régimen, destacó Merkel, quien consideró que estas alusiones son injustificables incluso en el contexto de un mitin electoral.

Erdogan criticó duramente a Berlín después de que varias autoridades municipales, alegando razones formales y de seguridad, impidieran estos días tres actos electorales en los que debían hablar dos ministros turcos para pedir el en el referéndum constitucional organizado por Ankara, en el que pueden votar 1,4 millones de ciudadanos de origen turco que residen en Alemania.

Su ataque tuvo lugar justo cuando parecía que Ankara realizaba esfuerzos por relajar la tensión, después de una conversación telefónica de una hora entre Merkel y el primer ministro turco, Binali Yildirim.

Mientras, en Alemania continuaron las críticas a la reforma constitucional turca, destinada a dar al jefe del Estado todo el poder ejecutivo y que algunos sectores temen que sea un paso hacia un sistema autoritario.

"Si el gana en el referéndum, Turquía se convertirá en un califato de opereta", dijo ayer, por el ejemplo, el líder de Los Verdes, Cem Özdemir, de origen turco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios