Mundo

Juncker y Tusk esperan a May con el 'no' bajo el brazo

  • El luxemburgués recuerda que la 'premier' "sabe" que la UE no renegociará el acuerdo del 'Brexit'

  • El polaco se pregunta en qué "lugar especial del infierno" acabarán los impulsores de la ruptura

Leo Varadkar, primer ministro irlandés, junto a Jean-Claude Juncker, presidente de la CE. Leo Varadkar, primer ministro irlandés, junto a Jean-Claude Juncker, presidente de la CE.

Leo Varadkar, primer ministro irlandés, junto a Jean-Claude Juncker, presidente de la CE. / Etienne Ansott / Comisión Europea

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea (CE), no se anda por las ramas y repitió una vez más la postura de los Veintisiete respecto a la nueva deriva de la primera ministra británica, Theresa May, a propósito del divorcio de la UE.

Juncker aseguró que la premier "sabe" que la Unión Europea no está dispuesta a renegociar la salvaguarda irlandesa incluida en el pacto sobre la retirada británica del club comunitario. "Mañana tendré el placer de dar la bienvenida a la primera ministra británica y ella sabe que la CE no está preparada para reabrir la cuestión", declaró el luxemburgués en referencia a la salvaguarda tras reunirse con el primer ministro de la República de Irlanda, Leo Varadkar.

Destacó que ésa es la posición común de los estados que seguirán en la UE tras el Brexit y de la CE. Sobre esa solución de emergencia para evitar una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, señaló que se necesita "por motivos obvios y vitales". "La salvaguarda es una garantía para Irlanda y es una garantía para la UE porque la frontera irlandesa es una frontera europea", comentó, y subrayó que no se trata de una cuestión "bilateral" entre Dublín y Londres, sino de un asunto "europeo".

Añadió que por ese motivo la UE "no puede aceptar" la idea de que el acuerdo de retirada pactado entre el club comunitario y el Reino Unido se pueda reabrir. "Y como la salvaguarda es parte del acuerdo de retirada, no podemos reabrir la discusión sobre la salvaguarda", constató.

"Necesitamos la salvaguarda", subraya Juncker

Sobre los "arreglos alternativos" a la salvaguarda que el Reino Unido pretende conseguir en nuevas negociaciones con Bruselas, Juncker explicó que se pueden estudiar para la futura relación, pero no "ahora". "Los llamados arreglos alternativos nunca pueden sustituir la salvaguarda. Necesitamos la salvaguarda", subrayó Juncker.

También se pronunció sobre las declaraciones del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien ayer se preguntó qué aspecto tiene "ese lugar especial en el infierno" para quienes promovieron el Brexit sin un plan sobre cómo llevarlo a cabo de forma segura. Preguntado por esas palabras, el presidente de la CE aseguró que es "menos católico que su buen amigo Donald". "Creo en el cielo y nunca he visto el infierno, con la excepción del tiempo en que estuve haciendo mi trabajo aquí (en el Ejecutivo comunitario). Es el infierno", bromeó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios