Mundo

China dejará de usar órganos de convictos ejecutados para trasplantes

La obtención de órganos de convictos ejecutados sin su permiso previo para trasplantes en China, una práctica muy criticada por organizaciones de derechos humanos, se acabará en 2015 en la parte continental del país, según publicó ayer la prensa estatal.

"A partir del 1 de enero, China pondrá fin a su dependencia en los órganos de prisioneros ejecutados para trasplantes, las donaciones serán su única fuente de órganos", anunció el doctor Huang Jiefu, director del Comité de Donación de Órganos y Trasplantes.

Los principales centros de trasplantes ya dejaron de utilizar los órganos de prisioneros sentenciados a muerte, según Huang, que detalló que unos 10.000 trasplantes de órganos se realizan en la zona continental de China al año y alrededor de 300.000 pacientes se encuentran en lista de espera.

Diversas autoridades chinas anunciaron en varias ocasiones el cese de estas controvertidas prácticas, pero ésta es la primera vez en la que se especifica una fecha. No obstante, la decisión no fue publicada por la agencia oficial Xinhua, habitual portavoz del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios