Cultura

La Barroca de Sevilla apunta alto

  • El Museo del Prado, la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional y el Maestranza contarán en la próxima temporada con la formación, que acaba de triunfar en el Teatro Arriaga de Bilbao

La OBS en el foso del teatro Arriaga. La OBS en el foso del teatro Arriaga.

La OBS en el foso del teatro Arriaga. / E. Moreno

Calixto Bieito, uno de los directores de escena más aclamados, se fijó en el prestigio de la Orquesta Barroca de Sevilla (OBS) y en su Premio Nacional de Música para encargarle el foso de su primer Orfeo monteverdiano como director del Teatro Arriaga de Bilbao. Como suele ocurrir con los carteles que defiende el muy cotizado Bieito, el montaje estrenado el pasado fin de semana en la capital vizcaína fue musicalmente irreprochable y dramáticamente controvertido. La checa Barbora Horákova Joly, responsable de la puesta en escena, apostó por un conglomerado multidisciplinar donde se refundían recursos de la música electrónica a cargo del dj Janiv Oron, proyecciones de los dibujos creados en directo por Hervé Thiot y muchos hierros y andamios porque el infierno, en esta versión, era un desolador suburbio industrial por el que se movían la Euridice cantada por Alicia Amo, Jonathan McGovern en su arrollador debut en el rol de Orfeo y el Apollo a cargo de José Manuel Zapata, entre otros cantantes. Pero según ha destacado la crítica, fue el sonido majestuoso logrado por la OBS, bajo la batuta del maestro Karel Valter, el engranaje que facilitó que todo encajara y que el carácter oscuro y apocalíptico de la producción no ensombreciera la claridad y belleza de la partitura monteverdiana.

Escenarios como el Teatro de la Zarzuela de Madrid y ahora el Arriaga bilbaíno han contratado en los últimos años a la Barroca de Sevilla para poner música desde el foso a algunas de sus producciones más ambiciosas, un reto que, sorprendentemente, el conjunto aún no ha asumido para el Teatro de la Maestranza, donde por otro lado son escasas las óperas barrocas representadas. Mientras llega ese ansiado encargo, la OBS sigue apuntando alto y por eso su prestigio crecerá más allá de Despeñaperros en la próxima temporada.

Según ha podido saber este medio, la primera gira de la formación en el nuevo curso tendrá como destino el Museo del Prado, donde pondrá música a una de las acciones más interesantes encuadradas en el lanzamiento del Año Murillo. En la principal pinacoteca española presentarán el 6 de octubre una versión remozada del programa Música europea en tiempos de Murillo que, dirigido por el también violinista Hiro Kurosaki, estrenaron en la iglesia de la Anunciación el día de Santo Tomás. Este programa se llevará además de gira por la provincia gracias a un acuerdo con la Diputación de Sevilla mediante el cual los Solistas de la Barroca ofrecerán 11 conciertos.

Más allá de la vida de Murillo, la música de la Contrarreforma y la Reforma y el recuerdo de la Paz de los Pirineos darán contenido a la participación de la OBS en la próxima edición de la Semana de Música Antigua de Estella, festival navarro con el que el grupo mantiene una fructífera relación. En esta edición la cita de Estella estrena director artístico, el especialista musical y abogado Iñigo Alberdi (Soraluze, 1973).

Otra fecha importante en la nueva temporada la marcará enero de 2018, cuando la OBS debutará en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional -han actuado otras veces en esta sede pero en espacios camerísticos- con un proyecto estelar dirigido por Diego Fasolis y basado en fragmentos de óperas de Haendel y Vivaldi que interpretarán dos de las mejores mezzosopranos de nuestro tiempo: la sueca Ann Hallenberg y la estadounidense Vivica Genaux. Este programa, donde las dos divas cantarán en solitario y a dúo, se ofrecerá el día 21 de enero en Madrid dentro de la programación del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), pero tendrá su estreno absoluto un día antes en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, donde Genaux cantó en el Alahor in Granata que triunfó en la temporada 1998-99.

El conjunto que fundaran Ventura Rico y Barry Sargent en 1995 también trabaja para dar mayor relieve a su programa de formación de nuevos públicos y nuevos músicos en alianza con el Teatro Lope de Vega que dirige Juan Víctor Rodríguez Yagüe. En el escenario del Parque de María Luisa y junto a la cantera de la Joven Orquesta Barroca de Sevilla se desarrollará un programa con otros grupos sevillanos de primer nivel: el conjunto Vandalia que lidera la prestigiosa soprano e investigadora de la Universidad de Sevilla Rocío de Frutos, la Sociedad Musical Sevillana y la Orquesta del Conservatorio Superior. El objetivo es sacar adelante, entre todos, una gran producción lírica en 2018.

La participación en el próximo Festival de Música Antigua de Sevilla (Femás) que dirige Fahmi Alqhai y la temporada de abono en el Espacio Turina son otras de las citas marcadas en rojo en la agenda para el próximo curso de la OBS, que se presentará en las próximas semanas, una vez den a conocer sus calendarios los grandes teatros de la ciudad.

El reto pendiente, como se decía, sigue siendo una ópera representada en el Maestranza, sueño que también acaricia la Asociación de Amigos de la OBS que, dirigida por Camilo Montaño, celebra su primera década de vida con un millar de socios en su haber y convertida en un interlocutor esencial en la vida musical de la capital andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios