Janda

Acepta 2 años de cárcel tras prender fuego a la casa de su ex pareja

  • La condenada sufría un trastorno bipolar que en el momento del suceso "no le afectó"

Avenida del Prado de la Feria, en Medina, donde sucedió el altercado. Avenida del Prado de la Feria, en Medina, donde sucedió el altercado.

Avenida del Prado de la Feria, en Medina, donde sucedió el altercado. / manuel aragón pina

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a una mujer a dos años de prisión tras incendiar la casa de su ex pareja hace ahora diez años en la localidad de Medina Sidonia.

La acusada evitó la celebración del juicio toda vez que las partes implicadas en este procedimiento llegaron a un acuerdo. Así, alcanzada la conformidad, el tribunal de la Sección Tercera acordó imponer dos años de cárcel a la procesada, si bien le concedió el beneficio de la suspensión de la ejecución de la pena por el tiempo de dos años, condicionado a que en dicho periodo no vuelva a cometer delito.

El incendio tuvo lugar en la localidad de Medina Sidonia hace ahora diez años

La sentencia recoge como hechos probados que el 26 de noviembre de 2007, entre las 13:00 y las 13:30 horas, una mujer, M., acudió al domicilio sito en la avenida Prado de la Feria, en Medina, propiedad de su pareja sentimental del que en aquel momento se encontraba en trámite de separación. El inmueble se ubicaba en un edifico de dos alturas y con cuatro viviendas por planta, todas ellas habitadas.

Según la resolución judicial, M. aprovechó que poseía las llaves de la casa -al haber convivido con su pareja hasta fechas recientes- y accedió al interior, dirigiéndose entonces a la habitación de matrimonio.

En ese instante, apunta la sentencia, la procesada, con ánimo de menoscabar el patrimonio ajeno y sin que conste el medio del que se valió para ello, prendió fuego al cabecero de la cama y, una vez comprobado que se iniciaba el proceso de ignición, decidió marcharse del inmueble dejando la puerta principal de acceso abierta. La mujer fue "en todo momento plenamente consciente" de que las viviendas tanto de la propia planta como de la planta superior estaban habitadas por vecinos.

Cuando comenzó a propagarse el olor a quemado, los residentes alertaron a los Bomberos, quienes accedieron al piso y lograron apagar las llamas mediante el sistema de agua a presión. Los intervinientes localizaron el punto de combustión en habitación principal, si bien el humo se había extendido ya por toda la vivienda y por la zona del pasillo exterior del edificio, motivo por el que los vecinos tuvieron que ser desalojados a fin de facilitar las labores de extinción y evitar posibles intoxicaciones.

La sentencia especifica que a consecuencia de este suceso, la procesada causó daños que afectaron a varias tomas eléctricas, molduras de escayola, aparatos sanitarios, un televisor, enseres personales... que han sido tasados pericialmente en el importe de 17.847,15 euros por los que su legítimo titular (la ex pareja) reclama.

La mujer ahora condenada presenta un trastorno bipolar que "no consta que en el momento de los hechos hubiera afectado a sus capacidades volitivas e intelectivas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios