Pasarela

Ana, la hija rebelde y fuerte de Isabel II

  • La serie 'The Crown' revela una Ana de fuerte carácter.

  • En Inglaterra es conocida como la 'princesa trabajadora' por su intensa agenda.

La princesa Ana y su madre, la reina Isabel, en una imagen oficial reciente. La princesa Ana y su madre, la reina Isabel, en una imagen oficial reciente.

La princesa Ana y su madre, la reina Isabel, en una imagen oficial reciente. / Efe

La tercera temporada de la serie The Crown presenta una revelación en la familia real inglesa: la princesa Ana, la única hija de Isabel II entre tres hermanos varones.

La actriz Erin Doherty en el papel de Ana de Inglaterra en 'The Crown'. La actriz Erin Doherty en el papel de Ana de Inglaterra en 'The Crown'.

La actriz Erin Doherty en el papel de Ana de Inglaterra en 'The Crown'. / Netflix

La princesa Ana es una digna sucesora del carácter contestatario de su tía Margarita

Encarnada por la actriz Erin Doherty (conocida por ¡Llama a la comadrona!), la Ana de Doherty no tiene miedo a pasearse por los alrededores del Palacio de Buckingham en botas de montar a sus 20 años, regañar al príncipe Felipe (Tobias Menzies) y a su consejeros, espantar a la reina Isabel (Olivia Colman) con detalles de sus romances y los del príncipe Carlos (Josh O’Connor), y atravesar la carga de la reverencia monárquica y la importancia personal con una oportuna sonrisa. La verdadera Ana es un descubrimiento ácido e ingenioso, digna sucesora de la rebeldía de su tía Margarita.

Una jovencísima princesa Ana. Una jovencísima princesa Ana.

Una jovencísima princesa Ana. / Getty

Tomando como ejemplo un episodio ocurrido en marzo de 1974, la recién casada viajaba con su esposo Mark Phillips a Buckingham, cuando su coche fue detenido por un criminal, quien intentó secuestrarla. El asaltante, Ian Ball, se acercó al coche accionando su arma, hiriendo al agente de seguridad y a otros en el forcejeo. Ball abrió la puerta del coche y guió a la princesa para desalojar el vehículo. En vista de los disparos, el derramamiento de sangre y el caos a su alrededor, Ana respondió "No es muy probable". El príncipe Felipe, su padre, bromeó acerca de lo mal que lo habría pasado el asaltante si el intento de secuestro de su hija hubiese tenido éxito. "Si él hubiese tenido idea de lo que se estaba metiendo", de acuerdo al biógrafo de Ana, Brian Hoey. Después de haber expresado sus preocupaciones por los que resultaron heridos, incluida Ana, también bromeó sobre el incidente. "Mi primera reacción fue de enfado", explicó ella. "Estaba furiosa con este hombre que mantuvo un tira y afloja conmigo. Agarró mi vestido, uno azul –mi favorito– y que yo misma había hecho especialmente para mi luna de miel".

Ana, su hija Zara y Andrew Parker-Bowles, ex marido de Camilla y uno de los supuestos amantes de la princesa. Ana, su hija Zara y Andrew Parker-Bowles, ex marido de Camilla y uno de los supuestos amantes de la princesa.

Ana, su hija Zara y Andrew Parker-Bowles, ex marido de Camilla y uno de los supuestos amantes de la princesa. / Efe

La hija de Isabel II ha sido ese tipo de mujer que siempre ha transmitido una seguridad y una determinación apabullantes. Conocida como la 'princesa trabajadora', su agenda ha sido de las más activas dentro de la corona británica y nunca se le han caído los anillos a la hora de remangarse.

Su pelo cardado en un moño y sus gafas de sol han sido siempre las señas de identidad de su 'look'

Hubo una época en que la princesa Ana fue tratada por la prensa como la 'oveja descarriada', la rebelde, por sus escándalos amorosos y su carácter contestatario. Hoy es uno de los miembros de la familia más respetados y discretos. Entonces y ahora, su imagen se ha impuesto como la de una mujer fuerte.

Ana (primera por la izquierda) con la reina y el resto de la familia real inglesa. Ana (primera por la izquierda) con la reina y el resto de la familia real inglesa.

Ana (primera por la izquierda) con la reina y el resto de la familia real inglesa.

Icono de modernidad en los 60 y 70, atreviéndose a combinar estampados y colores inéditos e incluso uniformes militares con determinación, su inseparable pelo cardado y recogido en un moño y sus gafas de sol deportivas son las dos señas de identidad de un estilismo de liderazgo y firmeza que sólo se ha comprendido con los años.

La princesa Ana con su primer marido, Mark Phillips, y su hijo Peter. La princesa Ana con su primer marido, Mark Phillips, y su hijo Peter.

La princesa Ana con su primer marido, Mark Phillips, y su hijo Peter. / Getty

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios